22|9|2022

En la montaña rusa, el blue trepó a $350, bajó y cerró a $338

22 de julio de 2022

22 de julio de 2022

No tiene paz la cotización de la divisa en el mercado ilegal. Fue un subibaja. La brecha con el oficial terminó la semana en el 160%.

No para de saltar, pero ahora sube y baja. El dólar blue pegó este viernes, después de abrir a a 337 pesos, el mismo valor del cierre de este jueves, un salto de 13 pesos y llegó a $350, pero con el correr de las horas volvió a su posición y volvió a subir, pero a $343, para cerrar, finalmente a $338.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

De esta manera, en lo que va de julio, el billete negociado en el mercado informal llegó a ganar 100 pesos o un 42%.

 

En el mercado mayorista, el dólar avanzaba 16 centavos y alcanzó los 129,74 pesos. La brecha cambiaria entre ambas cotizaciones, entonces, se estiró al 160,5%.

 

La nueva jornada de turbulencias se desarrolla después de un jueves (otro) de máxima tensión, con anuncios de un minipaquete soft de medidas por parte del Ministerio de Economía y el dólar blue avanzando 20 pesos para alcanzar una nueva marca récord.

 

La expectativa generada por la reunión del gabinete económico, que encabezó la flamante ministra Silvina Batakis, no logró tranquilizar a los mercados, que siguen presionando por una devaluación brusca del peso.

 

Como señaló Marcelo Falak en desPertar, el newsletter de Letra P, mientras la cotización de los tipos de cambio paralelos volaba, el Gobierno expuso, una vez más, sus serías dificultades para lidiar con una crisis que reconoce como grave. 

 

Un dólar diferenciado para los extranjeros que visiten el país, una tenue flexibilización del cepo para ciertas importaciones y una nueva regulación para trabar la operatoria de los dólares bursátiles –24 horas después de haber negado rotundamente la posibilidad– conformaron un pobre paquete de medidas que, previsiblemente, cayó fuera del recipiente.