23|9|2022

Alerta intendentes: la crisis empuja el regreso anticipado al pago chico

23 de julio de 2022

23 de julio de 2022

Jefes comunales del FdT que tomaron licencia para asumir otros cargos apuran su vuelta. La obsesión Buenos Aires. Interinos de salida y posibles reemplazantes.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) La delicada situación económica y social que aprieta al oficialismo y le complica el futuro electoral acelera el regreso a distritos del conurbano bonaerense de intendentes que tomaron licencia para asumir cargos nacionales o provinciales. Como anticipó Letra P, desde hace meses analizan la conveniencia de volver al pago chico para encabezar las boletas en 2023, pero ahora, al calor del agravamiento de la crisis, evalúan adelantarlo para diciembre o primeros meses del año próximo, según el caso. La estrategia es obvia: amontonar votos para aportar a Buenos Aires, la provincia en la que el Frente de Todos (FdT) se recluye y no quiere perder.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

“Es obvio que van a volver antes de la elección, lo que no se sabe es cuándo”. Quien lo dice a Letra P es alguien del entorno de un jefe comunal en uso de licencia. Aun entre los alcaldes con fuerte apoyo del electorado en sus municipios la preocupación crece. “Si esto explota, el año que viene se pone todo en juego”, afirma un intendente a este medio. Coinciden en que la situación económica es caótica y la política, endeble, lo que torna aún más incierto el futuro. Peor aún: por el momento, no ven un golpe de timón de la administración central que cambie el rumbo, pese a lo cual un grupo enviado por el gobernador Axel Kicillof posó para la foto junto a la ministra de Economía, Silvina Batakis, y manifestó un apoyo explícito a las medidas que tomó.

 

La situación de los jefes comunales de licencia no es uniforme. Cada caso es particular, depende de cómo es la cuestión política de cada municipio y la personal de cada dirigente, además de las responsabilidades en el cargo que cada cual ocupa actualmente. De esas cosas depende cuándo volverá cada quien, dijo a este medio un intendente de la Primera sección. En la Tercera, al sur de conurbano, la percepción es la misma: “Es muy probable que vuelvan, ya no tienen el impedimento por la ley de buscar otra reelección; la crisis nacional se los puede llevar puestos”, amplían las fuentes.

 

Quienes pidieron licencia en sus cargos en distritos del conurbano son los ministros nacionales Gabriel Katopodis (Obras Públicas - San Martín), Juan Zabaleta (Desarrollo Social - Hurlingham) y Jorge Ferraresi (Hábitat y Vivienda - Avellaneda); los ministros Martín Insaurralde (Jefatura de Gabinete bonaerense - Lomas de Zamora) y Leonardo Nardini (Ministerio de Infraestructura bonaerense, Malvinas Argentinas); Gustavo Menéndez (presidente del Bapro - Merlo), Ariel Sujarchuk (presidente del Ente Nacional de Control y Gestión de la Vía Navegable - Escobar) y el diputado provincial Mariano Cascallares (Almirante Brown). Otra docena de intendentes del resto de la provincia también tomaron licencia en sus cargos.

 

Una salida de Cascallares de la Legislatura, donde asumiría un suplente, es sumamente sencillo comparado con las implicancias de una salida de Katopodis y Zabaleta, funcionarios que ocupan lugares clave en la estructura ministerial del presidente Alberto Fernández. Lo mismo corre para una eventual salida de Insaurralde del Gabinete bonaerense.

 

Pese a que oficialmente voceros de Zabaleta aseguran que no está pensando en abandonar su cargo, fuentes de su entorno aseguraron a este medio que la decisión está tomada. El regreso a Hurlingham le implicaría un acuerdo -o una batalla- con La Cámpora, que tomó el control de la mano de Damián Selci.

 

Como sea, ya suenan nombres para reemplazarlo en Desarrollo Social, el ministerio que según Andrés Larroque comanda el Movimiento Evita vía Emilio Pérsico. Habría pocas chances de que asuma el viceministro Gustavo Aguilera, la apuesta de Zabaleta: eso implicaría que el de Hurlingham se quede con ambos espacios, el distrito y el ministerio. La otra opción es Victoria Tolosa Paz, con lo que esa silla del gabinete quedaría de todos modos para el albertismo. Fuentes del Evita avisan que no quieren esa butaca, incluso pese a que tampoco tiene chances debido al enfrentamiento -en pausa pero vigente- con La Cámpora y CFK. Los tiempos son otro problema para el ministro. “La fecha de su partida no puede ser diciembre, es un mes clave, no puede haber ahí trasferencias de firmas ni paralización del Ministerio, se tiene que ir antes o recién en marzo”, afirmó un funcionario de Desarrollo Social.

 

Los de Katopodis y Menéndez son casos diferentes. Ambos planeaban que quienes asumieron de forma interina fueran titulares en las elecciones de 2023. En el caso de Merlo, el director del Bapro pretendía que su hermana Karina Menéndez, con el apellido como marca, lidere la próxima campaña electoral. Katopodis apostaba por Fernando Moreira, pero ese plan está en duda. San Martín es uno de los municipios que la oposición cree poder arrebatarle al oficialismo. En las legislativas 2021, el FdT ganó por apenas dos puntos.

 

Mientras tanto y hasta que el panorama se aclare y comiencen a tomarse definiciones, los intendentes que ya decidieron ser candidatos en 2023 y ahora analizan una vuelta anticipada pese a los cargos que ocupan siguen de cerca la gestión local, sin descuidar el territorio, base de su capital político.