26|9|2022

La amenaza de Rico, entre la mueca grotesca y el mar de fondo

24 de julio de 2022

24 de julio de 2022

A 35 años de Semana Santa, el exmilitar carapintada llamó a organizarse a sus camaradas en un video golpista. Silencios que gritan y el reverso de la República.

Si uno pudiera olfatear una escena audiovisual, la que protagonizó Aldo Rico el viernes en un video que se autoprocuró y difundió a través de su cuenta de Twitter sin duda olería a naftalina: señor mayor, camisa y chaleco pólar verdeoliva, imagen de la virgen de fondo, arenga milica. También a podrido, porque en plan youtuber Rico irrumpe en la escena mediática para hacer un “llamado de reunión, como se hace antes de cada batalla”, una convocatoria a militares a “hacer oír su voz” frente a “un grupo que nos quiere arrastrar hacía Venezuela, hacía Irán, hacía Cuba”. "Camaradas, cuando la patria está en peligro todo es lícito menos dejarla desaparecer”, lanza. Un mensaje golpista en 2022: ¿mueca grotesca o mar de fondo? 

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

El video fue el último y más convocante posteo en la cuenta de Twitter que abrió en agosto de 2021. El militar retirado, carapintada, exintendente de San Miguel y exdiputado habla en plural: “Nosotros que hemos luchado por la patria, que tenemos nuestros camaradas muertos por la patria, prisioneros por defender a la patria, no podemos estar ausentes de este proceso que se está desarrollando”, dice, frente a “circunstancias de violencia y disolución” que el país, según su análisis, estaría atravesando. “Les pido que se pongan de pie, que recuperen su autonomía intelectual y política. Que se unan, que se reúnan, tenemos que estar al lado de nuestras fuerzas armadas. Volvamos nuevamente a abrazarnos y a gritar viva la patria”, continúa. 

 

El repudio de los organismos de derechos humanos se fue apilando con el correr del día. Desde el arco político, las críticas y los repudios llegaron desde el oficialismo y la izquierda. La Secretaría de Derechos Humanos lo denunció penalmente por amenaza pública e idónea contra las autoridades democráticamente electas. Para el secretario, Horacio Pietragalla Corti, Rico “estaba medio olvidado” aunque el contenido de su mensaje “es una señal de alerta”. “No es cualquier persona hablando. Es una persona con antecedentes, encabezó levantamientos contra la democracia, reconoció que participó de lo que él mismo llamó la ‘guerra contra la subversión’, tiene contactos políticos y en las fuerzas, es peligroso”, señaló en diálogo con Letra P.  

 

Rico era teniente coronel del Ejército en 1987, cuando lideró la toma de la Escuela de Infantería en Campo de Mayo en el levantamiento carapintada de Semana Santa que nació en Córdoba, a propósito de la negativa del genocida Ernesto “Nabo” Barreiro a presentarse ante la Justicia, que lo estaba investigando por crímenes de lesa humanidad durante la dictadura. Aquel primer intento de golpe que las fuerzas militares hicieron entre ese año y 1990 presionó al gobierno de Raúl Alfonsín para que diera el primer paso hacia la impunidad, con las leyes de Obediencia debida y Punto final, que luego serían complementadas con los indultos de Carlos Menem.

 

Comandó un segundo intento, con bastante menos adhesiones, al año siguiente. Desde entonces, Rico sostiene que sus “camaradas” que iban camino a ser enjuiciados entonces eran en realidad “héroes” que actuaron en “defensa de la patria”. Son sus “camaradas presos por defender a la patria” convocados en su flamante video. Con la impunidad instalada, fundó un partido político, el MODIN, que le sirvió de plataforma para ocupar varios cargos públicos. En los 2000, paseó por varios espacios peronistas. Empujó para que el PRO le abriera la puerta, pero no lo logró, aunque floreó a Mauricio Macri antes y durante su gobierno. 

 

En abril de este año fue citado a prestar testimonio en uno de los juicios de lesa humanidad que tanto repudió, el que se le sigue a un grupo de militares retirados del Regimiento de Infantería número 6 de Mercedes. Lo llamó la defensa de uno de los acusados, Emilio Morello, quien además de represor fue integrante del partido político que fundó Rico durante la década impune de los 90, el MODIN. Rico no les fue muy útil, a decir verdad. “En combate contra el terrorismo estábamos todos”, los embadurnó y se embadurnó a sí mismo. 

 

La investigadora Valentina Salvi ve en el mensaje de Rico la confluencia de una idea “anacrónica” con “tensiones que se están dando en la discusión política actual”. “Rico es el núcleo duro de una generación de militares, muchos de cuyos integrantes están condenados –por su participación en el terrorismo de Estado–, que habla de la guerra contra la subversión como excombatiente, que sigue pensando que esa guerra fue una defensa de valores, que se siente siempre bajo amenaza”, indica Salvi, quien, no obstante, identifica “algo novedoso” dentro de ese discurso que atrasa y que “interpela a otros públicos: “Rico hace referencia a la idea de república, tan utilizada hoy por un sector de la política, un valor que enaltecen por encima incluso que el de la democracia”, postula. 

 

Así, Rico “se ubica a sí mismo como vocero de la tensión entre significantes que no deberían ser contrapuestos, república y democracia, y que ya está planteada en la discusión pública actual por parte del sector autodenominado republicano. ¿Qué pensarán ellos? ¿No les molesta que alguien con un discurso tan reaccionario como Rico levante su consigna?"

 

¿A quién le habla Rico? 

“Las nuevas generaciones de las Fuerzas Armadas tienen otra mirada en relación a la generación que representa Rico”, apuntó Pietragalla Corti, “y otra visión de lo que sucedió en la historia”. Rico les habla a sus camaradas. De hecho, varios usuarios de Twitter que han citado su video en apoyo al mensaje se autodefinen como miembros retirados de las fuerzas de seguridad, pero hay otro público, “un sector que odia visceralmente a los gobiernos nacionales y populares, al peronismo, y que aprovecha la debilidad de la situación que atravesamos por este marco económico de post pandemia y de guerra para aparecer de la peor manera”. 

 

En ese sentido, en la Secretaría evaluaron “el momento” en el que llegó el mensaje. “Vemos desde hace algún tiempo una radicalización extrema de la reivindicación de la dictadura. Mucho agite en redes sociales, con mensajes violentos con simbología del terrorismo de Estado en contra del sector peronista”. Antes de grabarse incitando a un golpe de Estado, Rico visitó a Viviana Canosa en su programa de televisión. “Hábleme de Cristina Fernández de Kirchner”, fue directo al hueso la conductora. “Es diabólica”, respondió el carapintada.