23|9|2022

Plan Katopodis 2023: volver a San Martín para intentar retener el municipio

24 de julio de 2022

24 de julio de 2022

Con la crisis agravada, una imagen propia opaca y nada en el horizonte, el ministro buscaría retener la intendencia delegada en Moreira. La oposición acecha.

El ministro de Obras Públicas de la Nación y jefe territorial de San Martín, Gabriel Katopodis, abandonaría el Gabinete de Alberto Fernández y volvería al pago chico para intentar retener el distrito para el peronismo. Se cierne sobre él un cielo ennegrecido: el gobierno central en caída libre y su figura, desgastada. Su territorio es el único refugio, aunque no siquiera allí estaría a salvo: la oposición avanza a paso redoblado y cree tener chances de ganar en 2023.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Si bien tiene una gestión en el ámbito nacional que muchos respetan y destacan, Katopodis no logró en estos años, pese a su templanza durante la crisis, construir una imagen pública de volumen. Cercano al Presidente, en algún momento soñó incluso con ser candidato a gobernador en representación del albertismo nonato. Con la crisis agravada y el kirchnerismo duro atrincherado en Buenos Aires, aquel deseo parece ser una quimera.

 

Su delegado en San Martín, Fernando Moreira, no ha logrado destacarse lo suficiente y no termina de levantar vuelo en el distrito como para garantizar un triunfo el próximo año. Es por eso que, con el gobierno nacional tambaleante, Katopodis elige refugiarse en su pago chico. “La única que nos queda es intentar estar jurando como intendente el 11 de diciembre del 23”. La frase fue pronunciada por el propio Katopodis durante una cena con algunos de sus pares nacionales días atrás, según relató un dirigente a este medio.

 

No obstante, fuentes de su entorno negaron a este medio que el ministro esté pensando en volver a San Martín y ratificaron que su hombre en el distrito es Moreira.

 

El ministro nacional no es el único intendente en uso de licencia que evalúa volver al pago chico para ser candidato o incluso hacerlo antes de que termine la gestión ante una crisis política, social y económica a la que el FdT parece no encontrarle salida.

 

En el conurbano, al igual que Katopodis, pidieron licencia para asumir otros cargos Juan Zabaleta (Desarrollo Social - Hurlingham), Jorge Ferraresi (Hábitat y Vivienda - Avellaneda), Martín Insaurralde (Lomas de Jefatura de Gabinete – Lomas de Zamora); Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas - Infraestructura), Gustavo Menéndez (Merlo - Bapro), Ariel Sujarchuk (Escobar - Ente Nacional de Control y Gestión de la Vía Navegable) y Mariano Cascallares (Almirante Brown – Cámara de Diputados). Además de los nombrados, una docena de jefes comunales del resto de la provincia tomaron licencia en sus cargos.