14|11|2022

Humo blanco: con escueto apoyo opositor, Cecilia Moreau sucederá a Massa

01 de agosto de 2022

01 de agosto de 2022

Abstenciones y rechazos de JxC para la nominación de la candidata del FdT. Negociaciones contrarreloj para sumar votos positivos. 450 invitados para la jura. 

La diputada Cecilia Moreau está a un paso de transformarse en la primera presidenta de la Cámara Baja de la historia argentina. Todavía resta un trecho de negociaciones silenciosas para saber con qué nivel de respaldo asumirá este martes, pero el titular del bloque oficialista, Germán Martínez, confirmó este lunes por la tarde que la propondrán como la sucesora de Sergio Massa. Se preparan para una masiva abstención del interbloque de Juntos por el Cambio. El principal espacio opositor dará cuórum. Además de las abstenciones se esperan rechazos, pero hay sondeos oficialistas de último momento para obtener algún respaldo positivo del otro lado de la estrecha polarización que surca al recinto.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Poco antes del crepúsculo, el primer piso de la Cámara baja era un hervidero de reuniones reservadas que incluyeron una visita del ministro del Interior, Eduardo de Pedro, y un encuentro entre el designado ministro de Economía, Producción y Agricultura con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Poco después de las 18, ambos posaron en el despacho de la presidencia del Senado. Así quedó plasmada la escena de respaldo de CFK para Massa. Una hora antes de esa cita, Martínez confirmó a la prensa acreditada que Moreau era la elegida. La irrupción del jefe de la bancada como encargado de oficializar la nominación de Moreau apareció como un movimiento más dentro del recambio en marcha, pero el gesto también confirmó que continuará al frente del bloque panperonista, luego de un fin de semana cargado de versiones sobre todo tipo de reemplazos y también con varios candidatos para suceder a Massa en el sillón que dejará de ocupar desde este martes.

 

Por la mañana de este martes, el tigrense formalizará su renuncia al cargo y a la banca que ocupa desde 2019. A partir de las 14 le tocará presidir la última sesión del mandato que decidió concluir para jurar el miércoles como integrante del Gabinete. Por razones reglamentarias Massa tendrá que conducir la sesión especial hasta que el cuerpo le acepte las dos dimisiones. Cuando la votación se concrete, el líder del Frente Renovador dejará el sillón y deberá salir del recinto. A partir de ese momento, la sesión será conducida por el diputado macrista Omar De Marchi, que ocupa la vicepresidencia primera. Entonces hablará Martínez para formalizar la postulación de Moreau y llegará el momento de los pronunciamientos de cada espacio. 

 

En el oficialismo manejan dos escenarios para ese capítulo: un transcurso sin grandes sobresaltos o una serie de intensas exposiciones por parte de los jefes de los bloques opositores. "Se toma como voz la expresión de los presidentes de bloque", explicaron en el oficialismo para detallar que no esperan una larga lista de oradores, sino las expresiones de los titulares de cada bloque. Detrás de las formalidades hay una correlación de fuerzas en pleno desarrollo, porque el oficialismo trabaja para evitar que desde JxC sólo salgan abstenciones y rechazos.

 

"Estamos buscando sumar votos positivos porque eso también es bueno para la oposición", indicó uno de los negociadores con JxC. El interbloque tuvo una reunión virtual este lunes por la tarde y no hubo una decisión formal. "Hay una gran mayoría dispuesta a la abstención y algunos que quieren votar en contra. No habrá una decisión orgánica, se vota con la mano alzada, no es nominal. Y no se necesitan 129, es mayoría simple. Si gran parte de JxC se abstiene, Moreau tiene la vía libre", resumió una de las autoridades parlamentarias del espacio opositor.

 

La foto que anuncian desde JxC anticipa una escena de escaso respaldo, pero sin obstáculos para que el oficialismo mantenga el control de la Cámara y el lugar en la línea de sucesión presidencial. En el mismo conglomerado no descartan que los legisladores más intransigentes busquen capitalizar esa aparente debilidad del oficialismo, pero la mayoría del espacio coincide con la posición de abstenerse, dar cuórum y no impedir que el oficialismo ordene el recambio como lo decidieron sus tribus.

 

Moreau concluyó este lunes cinco días de un intenso operativo impulsado por Massa para instalarla como su sucesora. La estrategia no fue sólo marketing político: también se concentró en sofocar los intentos de otros espacios del panperonismo que buscaron promover a otros competidores. La semana pasada circuló que el presidente Alberto Fernández impulsó al presidente de la Comisión de Presupuesto, Carlos Heller y también resonó la postulación de la exgobernadora de Tierra del Fuego, Roxana Bertone. Detrás de ellos aparecieron otros nombres, como el del sanjuanino José Luis Gioja y del entrerriano Marcelo Casaretto, que sólo lleva un año y medio en el recinto. Ninguno prosperó, pero cada uno de esos aspirantes reflejan las dificultades que se respiraron dentro del oficialismo para consolidar la nominación de Moreau.

 

Así como se espera un discurso de despedida de Massa, que formará parte de su instalación pública para lo que viene, también habrá una ceremonia de jura de Moreau. Se espera la presencia de 450 invitados que deberán estar presentes para una ceremonia que podría concretarse luego de las 17.