21|9|2022

Santilli mapea Buenos Aires para ajustar el rumbo de la campaña

11 de agosto de 2022

11 de agosto de 2022

Sección por sección, equipos técnicos reúnen a la dirigencia para conocer particularidades de cada región. Test de candidatos y agenda. La interna como regla.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) El diputado Diego Santilli está decidido a ser el próximo candidato a gobernador de Buenos Aires de Propuesta Republicana (PRO) y para lograrlo ejecuta una estrategia que combina dos movimientos específicos: permanentes visitas al conurbano de los millones de votos, algunas de ellas en paralelo con su jefe político y presidenciable Horacio Rodríguez Larreta, y un puntilloso mapeo de los distritos del interior con el que busca conocer, sección por sección, necesidades de la población para ajustar agenda, mientras testea a la dirigencia de cada lugar para definir candidaturas. La tarea está en manos de un equipo técnico que, en paralelo, trabaja en una plataforma de gobierno.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Ese equipo está integrado por dirigentes entre los cuales hay intendentes, conocedores de la gestión en pagos chico, quienes ayudan a construir volumen político para enfrentar al competidor amarillo Cristian Ritondo, candidato designado de la exgobernadora María Eugenia Vidal.

 

El mapeo en complemento de las recorridas que inició en 2021 con el objetivo de llegar al Congreso. Su agenda es agotadora: el martes visitó Brandsen y San Martín, junto al ministro de la Ciudad Jorge Macri; este jueves estará en Florencio Varela acompañado de Pablo Alaniz mientras, a pocos minutos de allí, Larreta recorra Quilmes. San Miguel, José C. Paz, Merlo, San Vicente, Presidente Perón, Esteban Echeverría y, nuevamente, La Matanza están en la agenda del Colorado para la semana próxima.

 

En paralelo, desde hace algunas semanas está en marcha la conformación de una usina política y de pensamiento integrada por especialistas en distintas áreas y jefes territoriales que están alineados al proyecto de Larreta para la provincia de Buenos Aires. La cara más visible de ese grupo es el intendente Diego Valenzuela (Tres de Febrero), quien comenzó la iniciativa y oficia de coordinador de un grupo más amplio. Están allí Pablo Petrecca (Junín), Ezequiel Galli (Olavarría) y Javier Martínez (Pergamino), en representación de tres secciones del interior bonaerense, además de Fernán Quirós, al frente del área de salud, y Julián Amendolaggine, en temas económicos. Orbitan también algunos dirigentes sin tierra como Guillermo Viñuales (Lomas de Zamora) y Alaniz (Florencio Varela), entre otros.

 

Valenzuela y Petrecca se cruzaron el fin de semana en Junín, principal distrito de la Cuarta sección. Visitaron la planta de Pasticcino, una firma juninense que en 2008 nació en la cocina de la familia Perrin y hoy vende sus productos a importantes cadenas de cafeterías y estaciones de servicio, y cerraron la jornada con una cena política de la que también participaron la diputada Laura Ricchini y Javier Prandi, presidente del bloque de concejales de Juntos en Junín. La cena fue en el restorán Andi, parada casi obligada de la dirigencia política. En una mesa cercana, se encontraba el jefe del bloque del Frente de Todos, Lautaro Mazzutti. Los cuatro comensales opositores comieron pastas y carnes que maridaron con vino tinto. 

 

Allí delinearon el mapa de los 19 distritos que compone la sección. “En 2021 buscamos acuerdos con la UCR. Nosotros no nos metíamos en sus distritos y ellos tampoco en los nuestros, por eso en algunos no teníamos candidatos propios. Ahora cambiamos la lógica: en 2023, los acuerdos serán la excepción y la interna, la regla en toda la provincia”, remarcó a Letra P una fuente al tanto de la nueva estrategia. Analizan que, si bien la lista de Juntos venció al peronismo unido en las elecciones generales, el partido amarillo perdió la interna con el radicalismo en las cuatro secciones del interior. En aquella elección, por ejemplo, el PRO no presentó boleta en cinco distritos de la sección del noroeste bonaerense; ahora se prepara para no dejar lugares sin representantes. Creen, incluso, que están en condiciones de ganar Pehuajó, un histórico bastión del kirchnerismo, apostando a una figura que no proviene de la política. Si bien no le cierran la puerta a una posible incorporación de Guillermo Britos  (Chivilcoy) a Juntos, también están dándole forma a un candidato larretista que compita en el distrito vecinalista.

 

Además de Santilli y Ritondo, quien cuenta con el apoyo del expresidente Mauricio Macri, con quien se mostró en La Plata hace unas semanas y en una reunión privada en una oficina de calle Libertador, también se anotan en la competencia para suceder a Axel Kicillof los jefes comunales Néstor Grindetti (Lanús) y Javier Iguacel (Capitán Sarmiento), este último, parte del equipo de Patricia Bullrich.