05|10|2022

Ministro del palo, pero sin margen: gremios le reclaman paritaria a Correa

18 de agosto de 2022

18 de agosto de 2022

Guiño sindical al arribo del curtidor a la cartera laboral. Pack de planteos sectoriales y un grito a coro por efectivizar “urgente” una suba salarial. Voces.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) Transversalmente, en los distintos gremios con representatividad dentro de la administración pública bonaerense ponderaron de manera positiva el arribo al Ministerio de Trabajo de un referente sindical como el curtidor Walter Correa. Sin embargo, por fuera de los nombres, la ansiedad en el arco estatal pasa por tener de forma “urgente” un nuevo llamado a la mesa de negociación salarial para definir un aumento que evite el avance de la erosión del poder adquisitivo de la planta de trabajadores. Con la estampida inflacionaria de julio, es unánime la postura de que los salarios ya corren por detrás y es imperiosa una actualización.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

“Que haya un compañero de una expresión sindical es un avance”, consideró en diálogo con Letra P el titular de la Asociación Judicial Bonaerense (AJB), Hugo Russo, quien de inmediato se enfocó en el paquete de planteos que pretenden tratar de inmediato con el nuevo ministro. “Estamos ansiosos de que se reanude la ronda de negociaciones. Hemos tenido esta semana una reunión en la que no hubo precisiones y tampoco una fecha cierta. Necesitamos que asuman y se nos convoque. Estamos por debajo de la inflación y muy lejos de la reapertura de septiembre. Necesitamos soluciones ahora para cobrar algún tramo el mes que viene. Encima, tenemos el aumento de tarifas”.

 

Además de la urgencia que impone la discusión salarial, en la AJB destacan tópicos pendientes de abordaje, como los descuentos compulsivos, la restauración del 3% de antigüedad y una ley marco de paritarias. Para esta nueva etapa, Russo bregó por la instauración de una mesa de trabajo “permanente” para el sector, al advertir que el Poder Judicial está atravesando “una crisis sin precedentes”, y enumeró falta de cargos, jueces, fiscales y defensores en toda la provincia, y también falta de administrativos y peritos. “No tiene la culpa este Gobierno, pero es una demanda histórica que venimos reclamando y que se tiene que atender”, dijo.

 

Por su parte, el titular de la seccional bonaerense de ATE, Oscar de Isasi, ponderó la labor de la ministra saliente del área, Mara Ruiz Malec. “Es valorable la tarea que hizo en un momento muy difícil”, sostuvo al tiempo que ponderó “como señal política” la designación de Correa: “Muestra que hay una tendencia de que la cartera de Trabajo esté conducida por quienes vienen de ese mundo; durante el gobierno de Vidal tenías exgerentes de las multinacionales”, subrayó y definió a Correa como “un tipo serio”.

 

Con ese concepto, De Isasi hizo hincapié en la importancia de avanzar en la nueva carrera administrativa y en el nuevo convenio colectivo de trabajo. “Son compromisos asumidos por Axel Kicillof en una reunión que ha tenido conmigo y que también la ministra de Trabajo lo abordó cada vez que tuvo posibilidad de avanzar. Este tiene que ser el año de la construcción de una carrera administrativa nueva, que jerarquice la tarea de las y los trabajadores del Estado”, remarcó.

 

En material salarial, la secretaria General Adjunta de ATE bonaerense, Vanina Rodríguez, detalló a Letra P que, luego de la reunión del martes último sin propuestas, el Ejecutivo se comprometió a una nueva convocatoria para la semana próxima, cuando “debería haber alguna oferta”, expresó la dirigente sindical para advertir que el plantel estatal empezó a perder salario “a partir de julio y que esa proyección de pérdida a septiembre sería del 15%”. Más allá de esto y a tono con las exigencias gremiales al Gobierno nacional, Rodríguez subrayó: “Si no hay un control real de precios y tarifas, vamos a estar discutiendo todos los meses incrementos salariales, corriendo atrás del proceso inflacionario”.

 

En lo relativo a las y los profesionales de la salud, el secretario General de Cicop, Guillermo Pacagnini, dijo que “es una buena noticia” que el nuevo ministro “venga del mundo sindical”, aunque no terminó de darle crédito al antecedente: “El tema es la política que va a llevar adelante. No es un problema de nombres. En los gobiernos hubo gente con mucha capacidad y después el problema fueron las políticas”.

 

Bajo esa tesitura, Pacagnini focalizó en dos planteos. Lo primero, el salario, sobre lo cual destacó que la presión inflacionaria hizo caducar los acuerdos salariales y criticó que no haya habido ninguna propuesta de la Provincia. “Que convoque formalmente a la continuidad de la paritaria y, en el caso nuestro, la paritaria de la carrera profesional para discutir una inyección de plata nueva a la masa salarial, no un adelanto de lo pautado”, indicó. A su vez, reclamó que se concrete la firma del decreto complementario para que se pueda implementar el desgaste laboral a los fines previsionales.

 

En cuanto a los gremios docentes, la única voz que se levantó en las últimas horas dentro del Frente de Unidad fue la de la titular de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Liliana Olivera, quien indicó: “No podemos seguir dilatando los tiempos. Resulta imperioso que el Gobierno de la provincia haga su mayor esfuerzo para que los salarios del conjunto de la docencia no pierdan contra la inflación”.