17|9|2022

La ruta de Mayra para la reelección en Quilmes: full calle y 12 puntos de gestión

08 de agosto de 2022

08 de agosto de 2022

La intendenta Mendoza apuesta al cara a cara con la gente y a un programa basado en obras, seguridad y servicios. Tres eventos clave. Los medios y Martiniano.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) La intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, está decidida a ir por la reelección en su distrito, el único de la poderosa Tercera sección gobernado por la agrupación que lidera Máximo Kirchner. La dirigente de La Cámpora sabe que el camino no será sencillo y que deberá pelear contra su antecesor en el cargo y principal candidato de la oposición, Martiniano Molina; piensa, además, que tendrá que lidiar con gran parte de los medios de comunicación hegemónicos que “juegan para el macrismo”. Perfil bajo, gestión y mucha calle, cercanía con el electorado, son los pilares de su campaña prematura en marcha. Para lo que queda del año, su hoja de ruta incluye la realización de eventos masivos y el lanzamiento de 12 puntos de gestión, que serán luego la base de su proselitismo en la recta final rumbo a 2023.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Como contó Letra P, Quilmes es uno de los cinco distritos del conurbano que el PRO cree que puede arrebatarle al peronismo.

 

Mendoza bajó el perfil en el último tiempo y dedica la mayor parte de sus días a recorrer barrios del distrito visitando obras, operativos y reuniéndose con vecinos y vecinas. Los meses que quedan del año tendrán la misma dinámica, según explicaron a este medio dirigentes de su entorno más cercano.

 

El oficialismo está convencido de que está haciendo una buena gestión y que el electorado lo reconoce. Además, las encuestas les dan bien. “En todos los ítems nos da bien constantemente”, afirma un funcionario que hace el seguimiento de números.

 

El territorio es su fuerte, insisten. Y recuerdan lo sucedió en 2021. En las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) perdió por diez puntos contra Juntos; prácticamente no había actividad territorial por la pandemia, pero para las generales, con las restricciones levantadas y un fuerte trabajo en los barrios, revirtió el resultado obteniendo un triunfo por un punto.

 

De aquí a fin de año se realizarán tres eventos masivos importantes para el distrito. Se trata del Aniversario de Quilmes, el próximo 14 de agosto; los Fogones de Bernal, a principios de septiembre, y el aniversario de San Francisco Solano, que convoca a decenas de miles de personas en el mes de octubre.

 

Una vez que pasen esos eventos se lanzarán 12 ejes de gestión relacionados centralmente a cuestiones vinculadas con la obra pública, seguridad y servicios públicos, entre otros, y que servirán luego como base para la recta final de campaña.

 

Enfrente, Mendoza tendrá un candidato que ya pasó por la intendencia y tiene altos niveles de conocimiento y de imagen positiva. Y -dicen en el entorno de la intendenta- tendrán que resistir los ataques de los medios que “van a continuar con campañas de desprestigio”. “Mayra sabe que lo que por un lado la beneficia, por otro la perjudica”, dice a este medio un funcionario quilmeño en referencia a la cercanía de la intendenta con Cristina y Máximo Kirchner. Fue la propia intendenta quien manifestó esa convicción al citar días atrás en sus redes sociales una nota de este portal. 

 

En simultáneo, para que el plan funcione Mayra Mendoza necesita que la gestión de Sergio Massa al frente del Ministerio de Economía funcione. El reclamo más habitual durante sus recorridas por los barrios es que la plata no alcanza. “Ya no es tiempo de diferenciarse del gobierno nacional, ahora tenemos que tirar todos para el mismo lado, pero vamos a seguir diciendo como desde el primer día que tenemos que resolverle los problemas a la gente”, señalan desde el municipio.

 

Con la llegada de Massa y el Frente de Todos alineado en un horizonte común, esperan pueda ordenarse con menos conflicto también a las distintas tribus peronistas en el distrito y que tiren todas para el mismo lado. Si bien no asoma hoy en Quilmes nadie con el peso de competirle en una interna partidaria, en una elección que se vislumbra compleja, se necesita de toda la dirigencia activa.