22|9|2022

Planes sociales y escuelas: la nueva condición de la ministra halcón de Larreta

08 de agosto de 2022

08 de agosto de 2022

Acuña cambió las reglas para recibir el programa Ciudadanía Porteña. Los hijos de las familias auxiliadas deberán asistir al 85% de las clases de cada bimestre.

El Ministerio de Educación porteño, a cargo de Soledad Acuña, endureció las condiciones para mantener una serie de planes sociales, al establecer que el alumnado deberá asistir al 85% de las clases en cada bimestre para cumplir con la condición de “alumno regular” y, de esta manera, continuar dentro del programa social de Ciudadanía Porteña, que requiere como contraprestación asegurar la escolaridad hasta los 18 años. A través de una resolución ministerial, el gobierno porteño anunciará el martes que para cumplir la condición de “alumno regular” no se podrá faltar en cada bimestre a más del 15% de los días efectivos de clases durante el ciclo lectivo, según las fechas establecidas en la agenda educativa, y que no podrá tener más de 25 inasistencias injustificadas a lo largo del año. 

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

El ministerio de Acuña establecerá que quienes pierdan la condición podrán recuperarla luego de haber concurrido al 85% de las clases en el bimestre siguiente y una vez que “hayan podido abordar los contenidos dictados en su ausencia”. Para ello, se informó, el claustro docente y directivo decidirá “los medios necesarios para garantizar el derecho de los estudiantes a la enseñanza obligatoria” a través de nuevas instancias de aprendizaje.

 

La nueva medida tomada Acuña, una de las ministras del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se da en el medio del debate nacional alrededor de la asistencia social estatal y los planes sociales ante el agravamiento de las condiciones de vida, la profundización de la crisis económica y las protestas sociales que exigen a diario una mayor asistencia del Estado. La funcionaria porteña es una de las más cercadas al ala halcón del PRO y una de las anotadas en la danza de nombres para intentar suceder al alcalde porteño en 2023. 

 

Estos cambios apuntan a modificar el acceso al programa Ciudadanía Porteña, un plan que genera una transferencia directa de ingreso a los hogares en situación de pobreza e indigencia de la Ciudad y que establece como una de sus contraprestaciones asegurar la escolaridad de los menores de 18 años. A raíz de esto, el mismo establece un monto adicional por cada menor integrante del hogar que se encuentre escolarizado. 

 

A partir de ahora, el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat de la Ciudad realizará el cruce de datos con las nuevas bases del Ministerio de Educación para verificar el cumplimiento de las nuevas condiciones. Según se informó, ante una irregularidad las autoridades estatales se comunicarán con las familias involucradas para generar la reincorporación escolar y, si la situación no se regulariza en tres meses, se dará de baja el componente adicional.