24|11|2022

El triunfo transformó el búnker de JxC en una tribuna provincial de cara a 2023

11 de septiembre de 2022

11 de septiembre de 2022

Las principales figuras de la alianza acudieron a felicitar a Majorel y Dellarossa. Optimismo para el futuro. Mensajes para el schiarettismo y encuestadoras.

MARCOS JUÁREZ (Corresponsalía Córdoba) Tomado de la mano con su esposa, el intendente de esta ciudad, Pedro Dellarossa, comenzó a cruzar la calle Alem, desde la sede del Correo. Tan pronto abandonó la vereda, una estruendosa ovación surgió de quienes aguardaban del otro lado: aplausos y felicitaciones anticipadas. Corrían las 19.10 y aún no había resultados oficiales, pero desde ese momento el clima festivo quedaría instalado en el local de Juntos por el Cambio (JxC).

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

La dimensión de los festejos fue proporcional a la magnitud del triunfo. Minutos antes se hablaba de una diferencia exigua, de uno u otro lado. Nadie presuponía los más de 16 puntos que separaron a la electa intendenta Sara Majorel de su rival, Verónica Crescente, quien hasta hace un par de semanas lideraba las encuestas y sondeos difundidos en toda la provincia.

 

Acaso la presencia de todas las figuras provinciales de JxC haya sido el principal indicio de lo que se corroboraría en un rato. Minutos antes, uno de los integrantes de la lista de Unidos por Marcos Juárez lo había interpretado como un mal augurio para su propia fuerza.

 

Con los primeros números oficiales la expectativa devino en creciente felicidad. Abrazos por doquier y los infaltables hits para la danza con globos: No me arrepiento de este amor, por Gilda; Ciudad Mágica, de Tan Biónica, alternados con el jingle que repite, como machaque, el nombre de la nueva jefa del gobierno comunal.

 

Precisamente Sara Majorel encabezó el primer e improvisado trencito que viboreó por el reducido espacio del local, ya atestado de gente. La diputada macrista Soher el Sukaría sería la primera en sumarse. También la primera en fustigar a quienes realizaron sondeos de opinión en semanas precedentes. “Los vecinos premiaron a un equipo que trabaja todos los días para ellos desde hace ocho años. Hace tiempo que las encuestas son una foto que no refleja la realidad. Caminamos las calles muchos días y la sensación era bien otra”, disparó la precandidata a intendente de la capital provincial tras la coreografía.

 

A pocos metros, su par, presidente del bloque de la UCR en Diputados, Mario Negri, también compartía las críticas a las encuestadoras, pero ampliaba su mira. “Este también es un mensaje para el gobierno de la provincia, que creía que las cosas se resolvían matemáticamente. Se puso mucha tensión, provincial y nacional, sobre 20 mil votantes. Para nosotros es claro: si atendemos lo que la gente demanda, lo van a reconocer”, dijo a Letra P.

 

El presidente del bloque Evolución en la Cámara baja, Rodrigo de Loredo, compartió cuestionamientos a la gestión de Juan Schiaretti. “Fue el gobierno de Córdoba el que se encargó de plebiscitar su gestión en una elección de una ciudad. Puso todos los recursos, compró encuestas, contó con un millón de recursos, menos con la decisión de los ciudadanos”, disparó.

 

“Esto nos llena de energía, de entusiasmo. Nos hace ver que la senda es la que venimos transitando. Acá vinimos todos los referentes, más de una vez, sin especulaciones, sabiendo que lo que se pone en juego es el futuro de Argentina, no solo las elecciones. Hoy Marcos Juárez vuelve a ser el kilómetro cero, pero de un nuevo proceso que es recuperar el gobierno de la provincia”, añadió De Loredo.

 

El otro precandidato a gobernador, Luis Juez, destacó la ratificación de la unidad del espacio. “Si estamos juntos somos imbatibles”, remarcó. “Esta ha sido una elección del pueblo contra el kirchnerismo y el schiarettismo. La gente quiere otra cosa y lo vuelve a decir”, añadió el senador, la figura más requerida para fotos dentro y fuera del bunker.

 

Vitoreado y palmeado hasta el cansancio por vecinos y referentes del espacio, Dellarossa mantuvo un tono mesurado. Atrás quedaron las críticas, incluso desde las filas del PRO, por su decisión de inclinarse por Majorel, a quien definió como “una maestra”, cuando las encuestas decías que era Crescente la que contaba con mejor intención de voto.

 

“Sabíamos que íbamos a ganar, pero la gente se expresó en forma contundente en favor de nuestra candidata. Esto abre una linda expectativa para lo que viene en 2023”, expresó el dirigente marcosjuarense, sobre quien recaen expectativas de proyección provincial.

 

“Queremos que esto, como una onda expansiva, repercuta en toda la Argentina. Queremos cerrar la grieta, que no haya más odio, que no nos echen culpas por lo hecho. En 2023 Juntos por el Cambio va a volver a ser gobierno nacional y vamos a reconstruir una Argentina con mejor calidad de vida”, concluyó el intendente ante una muchedumbre que ya se congregaba en torno a un escenario fuera del bunker, para muchos, imprevisto.