21|11|2022

Teléfono peronista para la oposición, con Cafiero como ejemplo

12 de septiembre de 2022

12 de septiembre de 2022

El centenario del nacimiento del histórico caudillo acercó a tribus oficialistas con dirigentes radicales y fue la excusa para otra convocatoria al diálogo.

Con el atentado contra Cristina Fernández de Kirchner como telón de fondo, el peronismo se unió este lunes para homenajear a Antonio Cafiero a 100 años de su nacimiento, en un acto que contó con la presencia del presidente Alberto Fernández, integrantes del Gabinete nacional y hasta dirigentes del radicalismo bonaerense, que volvieron a escuchar el llamado al diálogo por parte del oficialismo.  

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

El relato de la decisión de la histórica figura justicialista de ponerse al lado de Raúl Alfonsín durante el levantamiento carapintada de 1987 fue el hito que eligió la dirigencia del PJ para realzar la figura del exgobernador de la provincia de Buenos Aires y reclamar, a su vez, que la oposición modelo 2022 acepte la convocatoria al diálogo que hizo el Gobierno tras el intento de magnicidio contra la vicepresidenta.

 

“Lo recuerdo cuando frente al levantamiento carapintada cuando Cafiero, sin necesidad de invitación, se puso al lado de Raúl Alfonsín para defender la democracia”, dijo el gobernador Axel Kicillof, que fue invitado a hablar en el homenaje que se celebró en el teatro ND Ateneo, propiedad de José “Pepe” Albistur. El mandatario agradeció especialmente la presencia de los dirigentes radicales: el presidente de la UCR de la provincia de Buenos Aires, Maximiliano Abad, y el intendente de San Isidro, Gustavo Posse

 

El Presidente hizo una mención específica al ataque contra la vicepresidenta y remarcó que hay que "llamar a la reflexión" a toda la dirigencia política. "No es posible que el discurso se radicalice. No es posible que la violencia vuelva a instalarse entre nosotros. No es posible que sólo se pueda hacer política descalificando al que está enfrente", dijo Fernández. Enseguida recordó a Cafiero como "un gran demócrata que salvó a la democracia junto a Raúl Alfonsín cuando los militares se pintaban la cara", antes de cerrar: "Lo que pasó con Crisitina no puede volver a pasar".

 

Sentado en primera fila escuchó Abad, que se ubicó junto a la senadora provincial del Frente de Todos Teresa García.  En diálogo con Letra P, el titular del radicalismo bonaerense opinó que "el diálogo debe ser en el marco del Parlamento, con un temario concreto" y que se debe convocar a toda la coalición opositora. "Lo que no puede ocurrir es que haya una teatralización del diálogo", remarcó el radical.  

 

También en primera fila se sentaron el ex ministro del Interior durante el menemismo Carlos Corach, el extitular de Salud Ginés González García, el expresidente Eduardo Duhalde, el canciller Santiago Cafiero, el líder gremial Hugo Moyano y el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel. Cafiero le cedió luego su asiento el presidente Fernández, que llegó cuando el acto ya había comenzado, y se ubicó más atrás, junto a la vicepresidenta del PJ y ministra de Gobierno de la provincia de Buenos Aires, Cristina Álvarez Rodríguez.

 

Entre los videos en homenaje al caudillo peronista se incluyeron discursos y uno específicamente dedicado al acompañamiento del homenajeado al entonces presidente radical en 1987. Desde España, el embajador Ricardo Alfonsín, hijo del expresidente reconoció al exgobernador peronista y dijo que “necesitamos en la política muchos Antonio Cafiero”.

 

El teatro estuvo colmado por cerca de 600 personas, entre los que estuvieron el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y los ministros Juan Zabaleta, Tristán BauerJorge Ferraresi, Jorge Taiana, Claudio Moroni, Matías Lammens, Daniel Filmus, la portavoz Gabriela Cerruti, el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, el vicejefe de Gabinete, Juan Manuel Olmos y el jefe de la AFI, Agustín Rossi.

 

Entre los asistentes no hubo ningún dirigente de La Cámpora y se destacó la presencia del exsecretario de Asuntos Estratégicos Gustavo Beliz. También estuvieron el histórico dirigente peronista Lorenzo Pepe, quien dijo que le hubiera gustado ver en el homenaje a Cristina Kirchner, los ministros bonaerenses Walter Correa y Estela Díaz; los intendentes Fernando Espinoza (La Matanza), Federico Achával (Pilar), Mariel Fernández (Moreno), y los diputados Eduardo Valdés y Victoria Tolosa Paz, entre otros.