22|11|2022

JxC busca en Córdoba el esquivo kilómetro cero de la unidad

14 de septiembre de 2022

14 de septiembre de 2022

Los socios mayoritarios ya tienen el reglamento para la interna. Si no hay acuerdo, Juez deberá ir a las urnas. El enigma De Loredo. Le bajan el precio a la CC.

CÓRDOBA (Corresponsalía) El espíritu triunfal que reina entre en Juntos por el Cambio (JxC) tras el contundente triunfo en Marcos Juárez derivará en la tan mentada, como postergada, constitución formal de la alianza para participar de las elecciones provinciales de 2023. Para la próxima semana se espera la aprobación del reglamento interno que definirá, además y fundamentalmente, los procedimientos para la definición de las candidaturas.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

El texto, coinciden referentes de las principales fuerzas, se encuentra definido en sus aspectos centrales por los tres socios mayoritarios: PRO, UCR y Frente Cívico. Restan pocos aspectos que son motivos de negociaciones aún. Algunos de los pendientes dependerán de la decisión que tome Juan Schiaretti sobre el cronograma electoral. En particular la fecha en que se realizarán los comicios para gobernación e intendencia de la ciudad capital: juntos o en fechas separadas. Se sabe que el gobernador se inclinará por la posibilidad que le augure mejores posibilidades para retener gestiones hoy a cargo de su partido.

 

La chance de que ambas citas ocurran por separado no debería representar un problema para la letra final, sostienen los socios, quienes anticipan que la redacción final será amplia y contemplativa de la situación. 

 

Allí mismo anida, admiten, la indefinición que sostiene Rodrigo de Loredo. En el PRO, el juecismo y en una parte del radicalismo creen que el jefe del bloque Evolución en la Cámara de Diputados será el último en dar su aprobación. “Especulará hasta el final con sus chances de ser gobernador. Aún no se resigna a la intendencia. Es un problema de la UCR, pero nadie le va a cerrar puertas. Podrá jugar donde quiera, según defina con su partido”, analiza uno de los comensales en la mesa provincial.

 

Animadamente, el pasado domingo el propio diputado expresó que Marcos Juárez se convertía otra vez en kilómetro cero, pero esta vez para “la recuperación del gobierno de la provincia tras 24 años de gestiones peronistas”.

 

A pocos metros, en la noche del domingo el presidente de la UCR de la provincia, el también diputado Marcos Carasso, remarcaba que las diferencias por las candidaturas quedarían rápidamente resueltas. “El mensaje de hoy es que tenemos que estar unidos. Si vamos juntos, ganamos. No tengan dudas de que vamos a armar el reglamento. Lo vamos a tener consolidado antes de que termine el mes”, anticipaba.

 

“Todos tenemos que estar contenidos. Solo los egos pueden romper lo que estamos haciendo. Por eso el reglamento tiene que ser claro en algunas cosas y flexible en otras”, razona hoy otro de los impulsores del acuerdo.

 

Con gusto a fernet

Otro aspecto en negociación es la aplicación de la letra a las disputas en los municipios. Si bien el interés principal estará en los nombres de las marquesinas, quienes están en el armado saben que deben dejar una guía aplicable a otra escala. “Tenemos 280 intendencias en disputa el año próximo”, evalúan.

 

Hay un asunto que se da por clausurado: serán las elecciones internas el método para la definición de candidaturas. Sufragarán las personas afiliadas a cada uno de los partidos integrantes de la alianza. Se permitirá la participación de independientes, con una fecha de corte para evitar posibles intervenciones de otras fuerzas y también como opción para “limitar” el peso de los aparatos.

 

Las encuestas, tan señaladas como anhelo juecista, ya han sido descartadas. “Ni siquiera fueron tratadas sobre la mesa. Nunca se consideró posible. El reglamento habla solo de internas y cómo realizarlas”, afirma una voz amarilla.

 

Finalmente, a uno y otro lado coinciden en descartar cualquier injerencia externa para la confección del reglamento. Una posible intervención desde Buenos Aires era blandida como amenaza, especialmente por la mesa nacional del partido. Sin embargo, el aún boceto fue concebido enteramente en Córdoba. “Tiene gusto a fernet, no a gin. No hay nada impuesto. Horacio Rodríguez Larreta y Mauricio Macri lo vieron por arriba y no dijeron nada. No les importa. Es más, este reglamento es tomado como modelo en otras provincias”, resume una de las fuentes consultadas.

 

Apunten a la CC

El decisivo avance en la redacción del reglamento no responde solamente al júbilo marcosjuarense. En las últimas semanas la discusión se dividió en dos andariveles. Por un lado, los lineamientos jurídicos. Por otro, las cuestiones políticas. Entienden, las mismas fuentes, que la resolución no podía quedar empantanada en aspectos formales.

 

“No es solo cuestión de abogados y teoría”, dice una voz PRO. “Hay quienes quieren definir un reglamento y después negociar políticamente. Debería ser al revés, pero a algunos les sirve para chillar después”, añade una voz juecista.

 

Los tres socios mayoritarios aluden al más “ruidoso” de los socios de menor volumen en la alianza: la Coalición Cívica. El partido de Elisa Carrió ha tensado la situación en las últimas semanas. Tras el portazo en Marcos Juárez, su referente local, Gregorio Hernández Maqueda, manifestó su disconformidad en una reunión con referentes de otras fuerzas. La posibilidad de abandonar la alianza sobrevoló por unas horas.

 

“Algunos no quieren cerrar hasta que les garanticen un legislador. Hay que entender que hay cosas mucho más grandes en juego", afirma un armador de frecuente presencia en la ciudad de Buenos Aires.

 

“Son los únicos que no quieren convalidar lo acordado. Son los únicos conflictivos. Joden con el reglamento porque quieren que Carrió lo supervise desde Buenos Aires. Nosotros no tuvimos dudas: se hace en Córdoba, ajustado a lo que necesitamos acá. Si no les gusta, saben lo que tienen que hacer”, fustigan en el Frente Cívico.

 

“Vienen de romper en Marcos Juárez. Hicieron escándalo, tuvieron la atención de los medios, pero duró dos días. Y sin ellos, terminamos ganando por más amplitud que en 2018. O sea…”, concluye el representante de Luis Juez en distintas negociaciones.