20|11|2022

Procesaron y embargaron a Sabag Montiel y Uliarte

15 de septiembre de 2022

15 de septiembre de 2022

La pareja está acusada de "tentativa de homicidio agravado" por uso de arma de fuego y concurso premeditado. Un decomiso por 100 millones de pesos.

A dos semanas del intento de asesinato de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, la jueza María Eugenia Capuchetti procesó a Fernando Sabag Montiel y a Brenda Uliarte por el delito de “homicidio agravado por el empleo de armas de fuego, alevosía y el concurso premeditado de dos o más personas, en grado de tentativa”, e impuso un embargo individual de 100 millones de pesos.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

La magistrada considera que la pareja ideó y planeó con anterioridad el ataque que llevó a cabo en la esquina de Juncal y Uruguay el jueves 1 de septiembre, cuando la vicepresidenta volvía a su casa desde el Senado. No lograron matarla “por razones ajenas a su voluntad”, sostiene el fallo que se dio a conocer minutos después de la reaparición en público de la vicepresidenta, quien declaró estar viva “por Dios y la Virgen”.

 

“El modo en que se ejecutó la maniobra investigada refleja la existencia de una cogobernabilidad del hecho por parte de ambos imputados, en tanto la determinación del modo, tiempo y lugar de su ejecución estaba previamente establecida por ellos”, señala la resolución y afirma que, “si bien fue Sabag Montiel quien utilizó el arma de fuego contra la víctima, lo cierto es que Uliarte también tuvo activa participación en la ejecución del hecho, en el cual estaba presente a escasos metros de lo ocurrido, brindando el apoyo logístico y moral para su realización”.

 

En la noche del ataque fue detenido por la militancia kirchnerista, que realizaba la tradicional vigilia en espera de la expresidenta, Sabag Montiel, pero el domingo siguiente fue apresada por la Policía su novia, Brenda Uliarte, luego de que la Justicia la ubicara en la escena del crimen a pesar de que lo había negado en declaraciones periodísticas. Desde entonces, la pesquisa avanzó sobre el rol que desempeñó en el atentado la mujer que vivía en San Miguel y logró determinar que estuvo involucrada en la preparación y planificación del mismo.

 

En las últimas horas, la jueza Capuchetti también detuvo a Agustina Díaz, una amiga de Uliarte que está acusada de haber ayudado a la pareja de Sabag Montiel a esconderse y evitar a la Policía luego del atentado y, además, a Gabriel Carrizo, el dueño de la garrafa y la máquina con las que el grupo vendía algodones de azúcar en la vía pública, que está sospechado de ser el supuesto jefe de lo que se conoce como “la banda de los copitos de nieve”.

 

Este martes, la vicepresidenta se presentó como querellante en la causa y se espera que su representación judicial, liderada por Juan Manuel Ubeira y Marcos Aldazabal, demande nuevas medidas de prueba para lograr determinar posibles nuevas involucraciones y encubrimientos y, también, la posible ayuda económica que pudo haber recibido el grupo para llevar a cabo el intento de magnicidio.