21|11|2022

Fernández, a la oposición: “Tenemos que animarnos a dialogar”

16 de septiembre de 2022

16 de septiembre de 2022

El Presidente afirmó que el país vive “un cimbronazo por lo que le pasó a Cristina” y pidió "diálogo con todos" los sectores para superar la crisis. 

Luego de la convocatoria al diálogo que hizo este jueves la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en su primer acto público desde el intento de asesinato que sufrió en la puerta de su casa, el presidente Alberto Fernández le envió un mensaje a la oposición: “Tenemos que animarnos a dialogar y a trabajar juntos”, afirmó.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

En el acto que encabezó junto al ministro de Economía, Sergio Massa, para promulgar la ley de promoción de la industria automotriz, el jefe de Estado consideró que el país sufrió “un cimbronazo por lo que le pasó a Cristina” y agregó: “Gracias a Dios, el que lo intentó no lo logró”.

 

En Pacheco, Fernández utilizó la ley de promoción automotriz como un ejemplo de lo que debe hacer la clase política argentina ya que, destacó, la norma fue “fruto de consenso” alcanzado por las distintas fuerzas en el Congreso. “Eso debe hacernos reflexionar sobre la necesidad de trabajar juntos. Costó mucho la democracia para que no seamos capaces de dialogar. Un diálogo se genera con todos”, agregó.

 

Este jueves, lo antecedió la vicepresidenta. En el Senado, luego de reunirse con grupos de la Iglesia católica vinculada a los sectores populares, Cristina Kirchner convocó a alcanzar acuerdos y consensos políticos con la oposición parar superar la crisis económica y social que sufre la Argentina. “¿Se piensan que si no hacemos eso es posible reconstruir económicamente el país para los que no pueden llegar a fin de mes? ¿Se puede construir un país y reconstruir la economía en un país donde solo se insulta y se agravia?”, aseguró.

 

Después del intento de asesinato que sufrió la exmandataria, el Presidente emite señales (difusas) para generar un diálogo político. El discurso que brindó en la noche del ataque fue criticado por hacer énfasis en el rol de la oposición y los medios de comunicación y, desde entonces, el resto de sus iniciativas, como la misa que se realizó en la basílica de Luján, no tuvieron eco en esos sectores.