19|11|2022

Bajo lobby de provincias que quieren bajarlas, Massa les puso precio a las PASO

17 de septiembre de 2022

17 de septiembre de 2022

El ministro calculó que el proceso electoral 2023 demandará $ 55 mil millones, un 606% más que las presidenciales 2019. Factor ahorro vs. promesa presidencial.

Sergio Massa calcula que todo el proceso electoral 2023 demandará 55 mil millones de pesos. Es un 606% más que lo presupuestado por la gestión Cambiemos para los comicios presidenciales en los que Alberto Fernández le arrebató la Casa Rosada a Mauricio Macri, casi tres años atrás. El Ministerio de Economía admite que este año la inflación rondará el 95% y para el próximo la estima en 60%.  

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

En medio del debate que buscan instalar en ciertas provincias, el Palacio de Hacienda incluyó las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) en el el Presupuesto 2023 que remitió al Congreso en la medianoche del jueves. En realidad, las internas están sumadas implícitamente: no hay un ítem específico para valuarlas, confiaron fuentes de la organización electoral a Letra P. Dentro del apartado "Ejecución de Actos Electorales" se le destinarán a la Dirección Nacional Electoral $55.247.453.341. Para las últimas presidenciales se habían estimado unos $7.821 millones para todo el proceso, con unas PASO con gastos por $3.081 millones. 

 

El monto 2023 es para toda la elección, por lo que está contemplada, incluso, la eventualidad de un ballotage en el mismo cálculo. En base a recientes antecedentes, las PASO representan el 40% del total presupuestado, por lo que demandarían, como mínimo, unos $22.098.981.336. 

 

Maldita inflación: esos 22 mil millones son más, incluso, que los $17.171.091.891 que Martín Guzmán calculó que saldrían las legislativas 2021, con una previa en la que la Liga de las provincias también presionó al Gobierno para eliminar las primarias. En aquella ocasión, pasaron de las palabras a la acción, con un proyecto de ley presentado por el entonces diputado y actual senador Pablo Yedlin, cercano al jefe de Gabinete, Juan Manzur. La excusa formal era la pandemia. Por el coronavirus hubo una ampliación presupuestaria de $1.950 millones a las jurisdicciones para desembolsos extra por las PASO. 

 

Comparado con los comicios de medio término, también se nota el incremento del IPC: en 2017, el ítem para el rubro electoral del Presupuesto para aquel año fue de $5.988.682.290.

 

Por fuera de los números, será la política la que decida si habrá o no PASO. Como viene contando Letra P, se registró un operativo clamor para suspenderlas, un clásico de cada previa electoral que enfrenta a un oficialismo que se inclina por eliminarlas frente a una oposición que las defiende como herramienta para dirimir sus jefaturas. La dirigencia salta de un lado al otro del espectro de opinión dependiendo de dónde se encuentre aquel año.

 

Frente al incipiente efecto contagio, con Chubut que amagó con seguir el ejemplo de Salta y derivó en reproches en Juntos por el Cambio, en el Ministerio del Interior, la cartera a cargo de Eduardo de Pedro, insisten que no evalúan su suspensión, a pesar del fantasma que agita la oposición. Es más: adelantaban que las PASO estarían presupuestadas, algo que, de todos modos, Massa no podría esquivar porque la ley está vigente. El ministro, por ahora, no opinó, pero su tropa bonaerense esgrime el ahorro como argumento para evitarlas.  

 

Una camisa de 11 varas tiene puesta Fernández a causa de su discurso del 17 de noviembre del año pasado, aquel que irritó a Cristina Fernández de Kirchner porque puso en duda su lapicera electoral y derivó en meses de interna a flor de piel. Frente a la militancia, en su día, el Presidente había convocado a una gran interna en las PASO. "Mi mayor aspiración -había dicho- es que en 2023, desde el último concejal hasta el presidente de la República, sean elegidos primero por los compañeros del Frente de Todos”. Falta que alguien diga que "es la economía..."