25|11|2022

De la Sota, Gill y una foto cargada de significado para el PJ cordobés

18 de septiembre de 2022

18 de septiembre de 2022

Compartieron un acto en homenaje a José Manuel De la Sota. Elogio al diálogo, ensayo de unidad y mensaje a la interna. Passerini y Accastello, presentes.

En medio del debate sobre el armado electoral para las elecciones de 2023, la diputada Natalia De la Sota y el intendente Martín Gill encabezaron un acto protocolar cargado de significado político para algunos sectores del peronismo cordobés. En Villa María, homenajearon a José Manuel De la Sota mediante la imposición de su nombre al subnivel del Parque de la Vida de la ciudad.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

“Hoy estamos cumpliendo un acto de justicia como pueblo y comunidad al honrar la memoria, vida y obra de José Manuel De la Sota. Un hombre de la democracia, con profundas raíces humanistas y abierto a la construcción del diálogo y del consenso con quienes pensaban diferente", recordó Gill al hacer uso de la palabra valorando una de las características que se destacaron a lo largo la trayectoria política del dirigente fallecido hace cuatro años y que hoy es reivindicada por los sectores que, no alineados en el schiarettismo, piden sentarse a la mesa en la que el PJ cordobés define su futuro.

 

El ex secretario de Obras Públicas de la Nación es uno de los referentes provinciales que se reconoce como parte del Frente de Todos y busca tender puentes con el peronismo cordobés para repensar un camino de unidad luego de 2023. En ese marco, la foto del acto del sábado cobra una relevancia particular, sobre todo teniendo en cuenta que De la Sota y el intendente encabezaron el tramo para diputados de Hacemos por Córdoba y el FdT, respectivamente, durante la contienda electoral de 2021.  

 

Al tomar la palabra, Natalia De la Sota enfatizó: "Reivindicar obras como estas, que permiten la unión, es uno de los mayores legados que nos dejó José Manuel De la Sota, y por eso estoy profundamente agradecida. Obras así son las que lo describen sin ninguna duda, y esta fecha especialmente nos sirve para pensar y reinterpretar sus ideas y enseñanzas, porque tenemos un legado que cuidar",  ponderó la diputada y destacó la voluntad de diálogo que su padre.

 

“Esta obra significa encuentro, unir lo que estaba separado, cercar. Creo que este es el mejor mensaje que nos dejó José Manuel, más allá de sus obras que fueron muchas y que transformaron la provincia”, dijo la legisladora en otro de los pasajes de su alocución.

 

Los múltiples actos, que durante la parte de la final de esta semana recordaron a De la Sota, no contaron este año con la presencia de las máximas autoridades partidarias. Juan Schiaretti y Martín Llaryora adujeron problemas de agenda. Desde el entorno del fallecido creador de la coalición que puso al peronismo cordobés en el gobierno a finales del siglo pasado lo comprendieron y, al menos públicamente, no hubo reclamos. El gobernador y el intendente se encuentran en medio de un proceso de instalación en el que recorren asiduamente el interior provincial y sostienen reuniones en la previa a la campaña electoral del próximo año.

 

En ese contexto, el encuentro en Villa María quizás haya sido el de mayor volumen político de los últimos días. No sólo sumo una foto altamente simbólica entre Natalia y Gill, sino que, además, encontró al viceintendente de Córdoba, Daniel Passerini, y el ministro de Industria, Comercio y Minería de la Provincia, Eduardo Acastello. También estuvieron  legisladores y legisladoras provinciales, autoridades del Gobierno nacional y provincial, concejales, tribunos de cuenta y miembros del Departamento Ejecutivo villamariense.