28|11|2022

Nostalgias, neofascismo anti-CFK y Patria Grande en una clase del profesor Fernández

20 de septiembre de 2022

20 de septiembre de 2022

El Presidente brindó una conferencia en la universidad The New School, donde estuvo Néstor Kirchner un mes antes de morir. La crítica a Donald Trump.

NUEVA YORK (Enviada especial) El presidente Alberto Fernández se sintió como en casa cuando el director del programa de asuntos internacionales, Michael Cohen, le dio la bienvenida en la universidad neoyorquina The New School y recordó a “un viejo amigo”, Néstor Kirchner. En el mismo salón, Wollman Hall, el exmandatario expuso el 27 de septiembre de 2010, un mes antes de morir. 

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

“Es muy emocionante saber que aquí estuvo Néstor, que fue una persona central en mi pensamiento y mi vida política”, respondió el Presidente y recordó el comienzo de la relación entre el kirchnerismo y The New School cuando era jefe de Gabinete del patagónico. En los años siguientes, visitaron la misma universidad el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof; el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza; el canciller Santiago Cafiero y referentes latinoamericanos como el exvicepresidente de Bolivia Álvaro García Linera y excanciller de Brasil Celso Amorin. 

 

Cómodo en un ámbito progresista, Fernández habló en su calidad de titular de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) sobre los desafíos de la región tras la guerra en Ucrania. “En el norte vuelan los misiles y en el sur se distribuye el hambre”, dijo sobre cómo afectó el conflicto a América Latina, aunque también señaló que, “irónicamente, es muy posible que la región acabe teniendo una oportunidad en esta guerra, porque produce alimentos y tiene energía”.

 

Cohen mencionó como un gran logro para la región que Fernández hubiera logrado llevar la voz de la región a la Cumbre del G7, que se celebró en junio en Munich, y apeló para explicarlo a un dicho local: “Cuando no estás sentado a la mesa, es muy probable que seas parte del menú”. Eso generó las risas del auditorio, donde se congregó un centenar de estudiantes que luego le hicieron preguntas a Fernández. 

 

Las consultas se enviaron por escrito y fueron leídas ante el auditorio por Cohen. Todas estuvieron relacionadas con la región. En la delegación fue un recuerdo permanente la incomodidad que atravesó Cristina Fernández de Kirchner cuando visitó Harvard, en 2012, y respondió preguntas del alumnado, que le planteó cuestiones relacionadas con la política argentina. 

 

Fernández hizo también referencia a la presidencia de Donald Trump en Estados Unidos y cómo ese mandato afectó a la región. “América Latina vivió cuatro años horrible durante el gobierno de Trump. Perdimos el BID, tuvimos un golpe de Estado en Bolivia avalado por la OEA y el gobierno de Trump. Tuvimos que salvar la vida de Evo Morales”, enumeró el Presidente. Luego, abrió la esperanza con las menciones que hizo al triunfo de Luis Arce, en Bolivia, Gustavo Petro, en Colombia, y Gabriel Boric, en Chile. Y puso sus expectativas en un eventual regreso al poder de Luis Inácio “Lula” Da Silva, en Brasil. “En América Latina tenemos una oportunidad”, dijo.

 

En The New School, el jefe de Estado se refirió nuevamente al atentado a la vicepresidenta al mencionar que “volvieron los viejos fascismos” al mundo. “Lo que ocurrió con Cristina es producto de ese odio. En el mundo uno ve cómo las derechas recalcitrantes avanzan en Europa. No hay problema con las derechas democráticas, pero no debe haber lugar para las derechas que promueven el odio”, dijo Fernández. La misma línea seguirá en el discurso que dará esta tarde ante la Asamblea General de Naciones Unidas.

 

El Presidente arribó a The New School este martes pocos minutos antes de las 12, la hora prevista para el comienzo de la actividad. Más temprano trabajó en el hotel Park Hyatt, donde se hospeda, en el discurso que dará en la ONU y la presentación que hará el miércoles, en Houston, ante empresarios del sector energético. El lunes por la noche, Fernández cenó junto a la comitiva argentina en el lobby del hotel.