24|11|2022

CFK habló del atentado y descartó que los copitos sean los autores intelectuales

23 de septiembre de 2022

23 de septiembre de 2022

En el final de su alegato por la causa Vialidad, la vicepresidenta rompió el silencio que se había impuesto sobre el intento de magnicidio. 

Cristina Fernández de Kirchner rompió finalmente el silencio que se había impuesto sobre el atentado que sufrió el pasado 1 de septiembre con una frase que da cuenta de la preocupación que, como viene señalando Letra P, domina a la vicepresidenta y a su entorno. "Nadie puede pensar que esa banda planificó o ideó la autoría intelectual de lo que me hicieron", dijo.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

CFK sorprendió con esa declaración en el final del alegato que presentó este viernes en el marco de la causa conocida como Vialidad, en la que se investiga la concesión de obra púbica durante su gobierno y el de Néstor Kirchner y en la que los fiscales piden que sea condenada a 12 años de prisión e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos. La exmandataria habló en videoconferencia desde su despacho del Senado haciendo uso del derecho a ejercer su propia defensa.

 

En rigor, Cristina había roto el silencio sobre el atentado que sufrió en la puerta de su casa el 15 de septiembre, cuando difundió el video de una reunión que mantuvo con referentes religiosos en la que citó al papa Francisco para decir que "los actos de odio siempre son precedidos por palabras de odio" y para advertir que el episodio había "roto un acuerdo social que había desde 1983". Sin embargo, con la frase de este viernes es la primera que hace una referencia concreta al hecho en sí.

 

Cuatro días antes de esa reunión de CFK con curas villeros, de la Opción por los Pobres, laicas y religiosas, en su columna de los domingos, lo había contado Gabriela Pepe: la vicepresidenta quiere saber qué hay detrás de "la banda de los copitos". Había decidido "ser muy prudente" en ese sentido y esperar a tener información sobre la causa para referirse públicamente a la investigación. Lo hizo este viernes.

 

De hecho, la preocupación por evitar que la pesquisa se cierre sin determinar qué más hay detrás de la organziación del atentado fue la motivcación de la vicepresidenta para presentarse como querellante en la causa. En ese rol, esta semana pidió que se analicen las relaciones personales y económicas de Nicolás Carrizo, el hombre acusado de ser el jefe de ese grupo, para determinar, justamente, si el operativo tuvo financiamiento y apoyo logístico de organizaciones políticamente más relevantes. 

 

En esa línea, el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, dijo esta semana en Nueva York, en el marco de la gira por Estados Unidos que realizó el presidente Alberto Fernández, que la llamada "banda de los copitos" "tuvo entrenamiento" y pidió "seguir el dinero" del que dispuso el grupo.

 

Este viernes, en el cierre del alegato por la causa Vialidad, CFK dijo sentirse "en estado de indefensión" y que su condición de mujer es un componente que alienta las acciones violentas en su contra. "La única casa que se conoce es la mía, ahí mismo donde me quisieron pegar el tiro", indicó. 

 

El alegato

"Este juicio no tiene andamiaje constitucional, es un disparate lo que estamos discutiendo. Han traído de los pelos a un juicio porque a la que tenían que traer de los pelos era a mí, y para traerme de los pelos a mí, trajeron de los pelos a la Constitución", había dicho antes, en alusión a investigación sobre las concesiones de obra pública dispuestas durante su presidencia.

 

La exposición de este viernes fue la segunda que la expresidenta hizo en este procedimiento judicial que la tiene como principal protagonista. La primera fue el 2 de diciembre de 2019 en su indagatoria. En aquel entonces, la intervención fue presencial en los tribunales de Comodoro Py.

 

"Esta declaración no es una preciosa concesión del tribunal; si no hubiese tenido la suerte de ser abogada, estaría en un estado de indefensión", señaló la titular del Senado, quien luego remarcó que "en este mismo tribunal, fiscales y jueces juegan en la quinta del expresidente (Mauricio) Macri" en alusión a los vínculos que asegura que existen entre el líder de PRO e integrantes del Poder Judicial.

 

Por eso, la vicepresidenta anunció que acusará formalmente de prevaricato a los fiscales que instruyen la causa, Diego Luciani y Sergio Mola