27|11|2022

Juan Negri resetea el álbum familiar y se sube al tren De Loredo

26 de septiembre de 2022

26 de septiembre de 2022

Con sintonía generacional, sutura la grieta radical que encarnó su padre, Mario. La proyección provincial del diputado, ¿un atajo a la intendencia capitalina?

CÓRDOBA (Corresponsalía) A la sombra de la indefinición del reglamento para definir nombres y modalidades de participación en las elecciones provinciales de 2023, quienes aspiran a las candidaturas de Juntos por el Cambio (JxC) siguen cultivando sus pretensiones. Hay quienes las abonan especulando con el mejor lugar posible en una eventual lista. En otros casos, esperan engrosar sus recuentos a futuro. En este lote se ubica el concejal Juan Negri, quien desde hace meses sostiene, sin amagues, su intención de convertirse en el próximo intendente de la capital provincial. A tal fin sigue elaborando una serie de propuestas que incuba en la Fundación Impulsa, mientras mantiene sus críticas a la gestión de Martín Llaryora. En esa línea, acaso el paso más significativo lo haya dado en las últimas semanas, mostrándose en distintas recorridas por la ciudad junto a Rodrigo de Loredo, el nombre que más expectativas congrega en la feligresía radical.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

El presidente del bloque Evolución en la Cámara de Diputados mantiene una cuidadosa ambigüedad en torno a sus intenciones. Aunque se espera el lanzamiento oficial de su precandidatura para gobernador en el acto de este sábado, sigue recogiendo inquietudes y elaborando propuestas para una eventual intendencia de la ciudad de Córdoba.

 

Dado que De Loredo es el dirigente con mejor imagen en la ciudad según distintos sondeos, la opción por el palacio 6 de Julio restaría chances a Negri. Sin embargo, éste asegura priorizar lo colectivo. En función de ello, está dispuesto a competir “con las reglas que ponga el espacio”. Aún a riesgo de replicar la misma ambigüedad que tantos señalan a su coetáneo.

 

“Yo me preparo desde hace años para ser intendente. Me preparo para una interna abierta o para encuestas, lo que se defina. Mientras, sigo los pasos que me he propuesto. Soy consecuente con el objetivo que nos planteamos con el equipo”, afirma.

 

En diálogo con Letra P, el jefe del bloque Córdoba Cambia en el Concejo Deliberante dice despegarse de algunas poses caprichosas. “Las fórmulas deben ser encabezadas por los que realmente tengan chances para llegar al poder. Lo que tenemos que tener claro es para qué queremos ser gobierno. Cualquiera que decida ir por la ciudad debe tener eso claro”, advierte.

 

Negri sabe también que, en caso de que De Loredo se incline por la provincia, puede aprovechar el oleaje que ya genera aquel que buena parte del partido ve como la insignia de una nueva etapa del radicalismo cordobés. “Sé que juntos podemos potenciar, no solo a la UCR, también a JxC, en Córdoba. Una asociación nuestra asegura un gran volumen en materia de números. De todos modos, al triunfo no lo asegura una sola persona. Por eso es tan importante elaborar una propuesta sólida”, explica.

 

Por ello, asigna importancia también a la confección del reglamento interno, más allá de apetencias propias. “Juntos por el Cambio necesita la hoja de ruta, no solo para candidaturas. Sin eso, el futuro puede ser desordenado. Primero nos tenemos que asegurar estar juntos. Luego, avancemos hacia el gobierno”, afirma, desbaratando hipótesis separatistas que nunca dejan de circular.

 

Hijo del diputado nacional Mario Negri, histórico dirigente radical y jugador clave en el armado de JxC, Juan tampoco desconoce la relevancia de vincularse a De Loredo, quien hasta hace pocos meses se paraba en la vereda opuesta de su padre en la interna boinablanca. “Este es mi segundo período como concejal, hace menos de ocho años que tengo un trabajo en el sector público. Hay que leer los momentos de la política. No hay que enroscarse en ver quién tuvo razón. No hay margen para enconos”, señala.

 

Por encima de diferencias pasadas, propone enfocar la proximidad con el extitular de ARSAT desde una mirada generacional: ambos tienen 42 años. “Somos parte de una juventud con nuevo impulso, con vitalidad, tanto para la UCR como para JxC. Somos dirigentes que nos ocupamos de los temas, los estudiamos y proponemos acciones. No somos solo oposición. La gente está harta de que no la escuchen”, sentencia.

 

Negri será una de las caras que acompañará a De Loredo en su acto en el Comedor Universitario. Con independencia de lo que allí ocurra, el concejal asevera que continuará caminando con sus certezas. “Quiero ser intendente. Lo expreso con claridad, no tengo plan B. Así se lo hago a saber a los vecinos, instituciones y empresas que visito. Lidero el principal bloque opositor, desde donde critico, pero también propongo. Recorro las calles y escucho sobre problemáticas reales. El gobierno de Llaryora tiene mucho marketing, maneja mucho dinero, pero no resuelve los problemas reales”, sentencia.