09|11|2022

Santa Fe: el PRO aperturista junta fuerzas para la batalla del Consejo Consultivo

26 de septiembre de 2022

26 de septiembre de 2022

Las tribus que pugnan por sumar a la UCR y el PS a un frente de frentes mostraron músculo de cara al encuentro partidario del próximo sábado, que luce decisivo.

ROSARIO (Corresponsalía Santa Fe) La tensión que domina en el PRO de esta provincia sumó un nuevo capítulo con un encuentro de los sectores que pugnan por ampliar Juntos por el Cambio y sumar nuevos socios al frente electoral. La segunda reunión en quince días sirvió para coordinar esfuerzos en la previa a la reunión del Consejo Consultivo del partido amarillo que se realizará en Gálvez, el próximo sábado, y que se perfila como determinante para el futuro del espacio y la suerte del frente de frentes.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Como contó Letra P, el PRO está atravesado por una interna a tres bandas que no le permite consensuar una postura frente a la posibilidad de ampliar JxC en la provincia y sumar dos socios más: el intendente rosarino Pablo Javkin y el socialismo. Mientras que los sectores que responden al diputado Gabriel Chumpitaz y a la concejala rosarina Anita Martínez se mueven para imponer el frente de frentes, la línea interna que lidera Federico Angelini duda de la necesidad de un acuerdo con lo que queda del Frente Progresista para ganar y pide un acuerdo programático antes de ampliar.

 

Con el concejal santafesino Sebastián Mastropaolo de anfitrión, los sectores aperturistas se juntaron el viernes pasado en la Casa del PRO en Santa Fe para aprestarse a la decisiva reunión de Gálvez. “Sabemos que probablemente no juguemos juntos”, dijeron después, con aires desinteresados. “Lo que estamos haciendo es decir que no hay un solo PRO, hay sectores con diferencias con la conducción del partido en la provincia, con representatividad territorial, y es donde está la mayoría del Consejo Consultivo del PRO”, picantearon.

 

La referencia a la posibilidad de que los aliados transitorios terminen enfrentados en las PASO del año que viene no es menor. Se trata de espacios con un fuerte ligamen a sectores del radicalismo. Chumpitaz se refiere a Maximiliano Pullaro como su “hermano” y el sector de Martínez se muestra cercano al Movimiento de Acción Radical, la facción ucerreísta liderada por Julián Galdeano y cuya máxima figura es Carolina Losada. En el encuentro del viernes incluso reconocieron que “no vamos a liderar el proceso provincial, el próximo gobernador será un o una radical”. Así las cosas, lograr imponer puertas adentro del PRO la postura aperturista (que a los ojos de muchos es indispensable para ganar la provincia) es una ofrenda que parece interesante de llevar a los respectivos socios boina blanca y hacer valer en una hipotética negociación por lugares de poder en el próximo gobierno provincial.

 

Una digresión: en el parte de prensa del encuentro del viernes se hizo constar “el apoyo” de Álvaro González, diputado nacional y uno de los armadores de la candidatura presidencial de Horacio Rodríguez Larreta. Esa línea en el comunicado abrió interpretaciones e incluso algunos dirigentes sostuvieron luego que también era una reunión de lo que podría llamarse larretismo santafesino. Enterados, algunos de los presentes se incomodaron y se preocuparon por dejar en claro su neutralidad en la disputa por la candidatura presidencial del PRO. Las coincidencias parecen ser solo provinciales.

 

Volviendo a la disputa santafesina, en el angelinismo miraron el encuentro de costado y siguen firmes en “fortalecer JxC” para apuntalar la candidatura a gobernador del vicepresidente nacional del PRO. Nunca cerrarían la puerta al diálogo, dicen, pero para ampliar piden un acuerdo programático sobre “seguridad, educación, infraestructura, reforma laboral y tributaria”, acuerdo que no creen muy posible con el socialismo, en línea con la postura de los halcones de Patricia Bullrich y Mauricio Macri: “Es muy difícil coincidir con gente que no está dispuesta a resolver los problemas de fondo”, resumen.

 

El temor en el sector de Angelini es que una ampliación por demás termine desnaturalizando la identidad de JxC. “Nacimos como una referencia nacional, ellos son una construcción local”, explican. No les interesa participar en la génesis de un provincialismo que alambre la provincia porque “el Frente Progresista gobernó doce años la provincia y treinta y dos años Rosario, pero no le sirvió alambrar porque si el estado nacional no te acompaña te terminas deteriorando”.

 

En algo coinciden los tres espacios: no quieren socios provinciales que nacionalmente les jueguen en contra. “Socios del que haga el papel de (Roberto) Lavagna en 2019 no”, dicen, como advertencia a los raptos independentistas que pueda tener el PS o el javkinismo. Con ese punto en común se sentarán a charlar el sábado en Gálvez sobre los requisitos y límites de un hipotético proceso que reconfiguraría el escenario político provincial. “La decisión de ampliar prácticamente está tomada, la discusión está en el cómo o en el cuándo”, resumió un dirigente provincial. Tan cerca y tan lejos.