28|11|2022

Cauta venia docente a la hora extra que instaura Kicillof en las escuelas

27 de septiembre de 2022

27 de septiembre de 2022

El Frente de Unidad da luz verde, pero sin efusividad. Que sea optativo, la clave. Foco en el reclamo por la doble jornada plena. Quiénes hacen paro.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) A 20 días del celebrado anuncio de aumento realizado por el gobernador Axel Kicillof para el sector estatal –con foto conjunta incluida–, el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) exhibe un posicionamiento marcadamente distinto, impregnado de cautela y moderación ante el anuncio realizado por la gestión bonaerense de sumar una hora de clases diaria en las escuelas primarias de la provincia. La disposición surge en el marco de un convenio promovido por el Ejecutivo nacional y que genera reticencias en sectores del ámbito educativo.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

En los sindicatos abordados por este medio, la aprobación a la medida se conecta con el perfil optativo de la misma. Que solo se pueda implementar en aquellas escuelas donde exista un consenso total de la comunidad educativa es el aspecto central por el que los gremios bonaerenses no alzan la voz en contra para, a la vez, trazar diferencias con las medidas “inconsultas” tomadas por la gestión porteña de Horacio Rodríguez Larreta a la hora de abordar este tema, con el antecedente último de anunciar el recupero de horas por el feriado del viernes 2 por el atentado contra Cristina Fernández de Kirchner.

 

No obstante, es una temática mirada con desconfianza por el arco sindical bonaerense, que opta por no plantar oposición en este tema a una gestión que viene haciéndose eco de sus planteos en materia de monitoreo salarial en tiempos de inflación incontrolable. Así, al abordar la quinta hora, en el FUDB se recuestan sobre un reclamo atado al cariz de esta iniciativa y que tiene que ver con la necesidad de lograr en todo el territorio bonaerense la doble jornada estipulada por ley, razón por la que sí celebran el anuncio de pase de 260 escuelas de jornada simple a completa.

 

“Estamos de acuerdo que todo lo que sea para mejorar la educación; puede ser viable siempre y cuando se respeten las condiciones laborales de los docentes. En ese sentido, está escrito que esta quinta hora no es obligatoria. El docente puede no estar de acuerdo, no cumplirlo y en ese caso, se cumplirá a través de la designación de un docente”, expresó a Letra P la titular de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Liliana Olivera, al tiempo que puso énfasis en el consenso y en las condiciones edilicias para que esto se pueda implementar. Sobre el factor optativo, subrayó que se trató de un planteo realizado por los gremios: “Es voluntario, quedó bien claro, tomaron nuestra sugerencia. De otra manera, no estábamos de acuerdo”, dijo.  

 

En cuanto al aspecto salarial, la sumatoria de esa hora representaría para el bolsillo del docente entre 20 y 25 mil pesos de acuerdo a la jerarquía. Ese monto también está sujeto a los aumentos que se definan a futuro en el marco paritario.

 

Pero más allá de esta medida, Olivera insistió en un reclamo puntual: “Que se cumpla con la ley de educación que, en su artículo 28, dice que las escuelas deben ser de jornada extendida (6 horas) o completa (8 horas)”. Para eso, el avance de los trabajos en materia de infraestructura escolar son clave. En los gremios detallaron que en la gestión provincial aspiran a una reconfiguración del ámbito edilicio educativo con horizonte a 2027. Sobre ese aspecto, la titular de la FEB dijo que “se está avanzando pero falta mucho”.

 

Por su parte, el secretario General de la Unión de Docentes de Buenos Aires (Udocba), Alejandro Salcedo, recalcó sobre el anuncio de la quinta hora: “Nos parece bien que el Estado bonaerense y nacional estén invirtiendo en educación”. Pero enfatizó a Letra P: “Lo ideal sería la doble jornada. El objetivo tiene que ser la doble jornada, es un reclamo pendiente”.

 

De todos modos, dio el visto bueno a la hora que se suma. Dijo que es un paso adelante, teniendo en cuenta que en la provincia no será obligatorio. Y trazó diferencias con el gobierno de Larreta: “Hay una perspectiva distinta de cómo generar la quinta hora. La Ciudad tiene una mirada completamente distinta en educación, desde el achique del sistema. Siempre pensando en el recorte, en el ajuste, como lo hicieron en el gobierno anterior”.

 

En el ámbito de la educación privada, la titular de la seccional bonaerense de Sadop, Inés Busso, dijo a este medio que ningún establecimiento de gestión privada forma parte de las 500 escuelas de esta primera experiencia de quinta hora. Sobre la posibilidad de que esta medida se extienda a su área de representación, la gremialista dijo que “hay que estudiarlo”. Y fue en línea con sus pares de la FUDB: “Queremos la jornada extendida, que es lo que plantea la ley de educación”.

 

Asimismo, dio cuenta de un reclamo específico de su gremio. Dijo que tienen muchas escuelas de extensión horaria por las materias programáticas, “eso hace que tengamos una diferenciación con las escuelas de gestión estatal”, indicó. “La problemática que los compañeros de materias programáticas cobran otro salario, otras licencias y régimen previsional, están en una clara discriminación con los docentes, por eso estamos tratando de lograr la equiparación en la provincia”.

 

Medidas de fuerza

Por fuera del temperamento del FUDB, en Suteba Multicolor, espacio opositor a la conducción de Roberto Baradel y referenciado con la diputada nacional del FIT-U Romina Del Plá, están llamando a un paro de actividades para este martes 27. Dicen: “Rechazamos la quinta hora en primaria y las reformas antieducativas”. Por su parte, ATE bonaerense también realizará una medida de fuerza, plegándose a la determinación del gremio a escala nacional, aunque también apuntando contra aspectos relativos a las condiciones laborales de las y los estatales.