10|11|2022

Me verás volver: exintendentes buscan retomar el control de sus distritos

30 de septiembre de 2022

30 de septiembre de 2022

Catorce casos en municipios del conurbano y del interior de Buenos Aires. Trampolín 2021, falta de figuras taquilleras y lustre al pasado. Posibles internas.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) Con la campaña electoral prematuramente en marcha, comienzan a emerger las apuestas para dar pelea por las intendencias en 2023. En distritos de Buenos Aires, a ambos lados de la grieta asoman exintendentes que exploran la posibilidad de volver a competir por el sillón de mando local. Motivos sobran, según la ocasión y el escenario en cada terruño: falta de figuras taquilleras emergentes, reminiscencias a un pasado mejor en tensión con dirigentes desgastadas que llevan más de un periodo al mando y candidatos en ascenso impulsados por una buena elección de medio.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Desde el minuto uno de su derrota en 2019 a manos de Mayra Mendoza (FdT), Martiniano Molina (PRO) dejó entrever su voluntad de ir nuevamente por la comuna quilmeña con su remake a capela del “Vamos a volver”, hit entonado por el kirchnerismo en tiempos de despoder. En 2021, el exintendente amarillo lideró la boleta seccional de Juntos en la Tercera sección que quedó 13 puntos abajo del FdT.

 

Molina camina rumbo a 2023 con actividades regulares cada fin de semana, algunas de ellas, con participación de Horacio Rodríguez Larreta y Diego Santilli. Atento a la coyuntura, recuesta su discursiva en la agenda nacional, más que entrar en una pelea local. En la tropa halcón que reporta a Patricia Bullirch, surge como desafiante de Molina la senadora provincial Lorena Petrovich (que supo reportar en la tropa del lanusense Néstor Grindetti), mientras que, alineado a Joaquín de la Torre, el periodista deportivo Walter Queijeiro avisó que podría competir, incluso yendo a interna con el excocinero mediático: “Estoy en cancha”, dijo al sitio El Termómetro.

 

En Berisso, distrito de la Tercera definido como el kilómetro cero del peronismo, el radical Jorge Nedela dio el batacazo en 2015, pero en 2019 no resistió la ola del Frente de Todos y cayó ante Fabián Cagliardi. En su entorno deslizan que está evaluando volver a postularse; por lo pronto, está al frente del comité local de la UCR.

 

En Morón, Ramiro Tagliaferro también se anota para el año que viene. Quiere regresar al poder tras caer 2019 frente a Lucas Ghi (FdT). En 2021, su candidato, Leandro Ugartemendía, ganó la interna y luego la general por diez puntos. Al 23, Tagliaferro apunta al regreso con un Juntos atomizado en el Concejo Deliberante y con el radicalismo que avisa que plantará su precandidatura a la intendencia. También, con algunas referencias amarillas que se mantienen expectantes de dar el salto, ante algún traspié en el camino del exjefe comunal.

 

En General Rodríguez, otro distrito de la Primera, el exintendente Darío Kubar suena como posible contendiente. Con un historial político que incluye el Frente para la Victoria, el Frente Renovador y, finalmente, Cambiemos (con el que llegó al poder local en 2015), Kubar no logró la reelección al caer por seis puntos frente a Mauro García (FdT). Pero el triunfo de la lista que lideró en las últimas legislativas levanta expectativas en su entorno. Por lo pronto, el actual jefe de bloque de Juntos en el deliberativo se muestra también como armador regional del sello “Estamos”, con el que busca acercar a Juntos referencias vecinales y filoperonistas del Gran Buenos Aires, mientras tantea una postulación legislativa como plan alternativo a la candidatura a la intendencia.

 

En el interior bonaerense proliferar los casos. Uno de los más visibles se avizora en Chacabuco con Darío Golía. El primo de Julián Domínguez gobernó ese distrito de la Cuarta sección entre 2003 y 2011 y luego se mudó a la Legislatura. En 2015, el peronismo perdió el municipio a manos del radical Víctor Aiola, que logró la reelección en 2019, sacándole 3 mil votos de ventaja al FdT. Ese es un aspecto que destacan en el armado de Golía al comparar con lo sucedido en 2021, cuando el exintendente reapareció en la escena local con escudería massista para liderar la boleta de Todos y con la que se ubicó en segundo lugar a solo ocho votos de la lista de Juntos.

 

En su entorno no dudan que ese “empate técnico” de 2021 lo catapulta para el 23, poniendo en valor algunas acciones de su gestión pasada para contrastarlas con aspectos que consideran deficitarios de la gestión Aiola, como lo habitacional, la salud y la construcción de escuelas.

 

En General Belgrano, 2021 fue el año de regreso a la arena política local del exintendente Jorge Eijo, quien se había alejado de la misma luego de la derrota por apenas 60 votos en 2015 a manos del intendente Osvaldo Dinápoli. Eijo lideró la propuesta de Todos en las últimas legislativas y quedó 1.900 votos abajo de la boleta de Juntos. Ese caudal de votos cosechó la lista de la Agrupación Belgrano Primero, de Julio César Torrada, quien, post elecciones, se integró a la unidad del PJ local como vice. En el entorno de Eijo ponderan el trabajo que en el distrito está realizando el peronismo en pos de la unidad más allá de los nombres. A la hora de pensar en candidaturas, es una posibilidad por su nivel de conocimiento la figura del exjefe comunal belgranense, hombre de confianza de Juan Pablo De Jesús, con quien actualmente trabaja dentro de la Jefatura de Gabinete bonaerense.

 

En General Villegas, el exintendente Gilberto Alegre ya se lanzó. Así lo expresó días atrás en sus redes: “Estoy pensando seriamente en participar en las próximas elecciones como candidato a intendente municipal. Viendo la carencia de nuestra gente y si los vecinos me acompañan, compraremos una quinta o quintas para entregar terrenos a quienes los necesiten y ayudar a construir su vivienda, como ya lo hicimos en nuestra gestión anterior”. Podría competir con el sello “Villegas en Movimiento”.

 

El listado de ex que suenan como posibles retadores en 2023 sigue en San Miguel del Monte con la renovadora Sandra Mayol (actual funcionaria del Ministerio de Economía de Sergio Massa); Jorge Fernández, en Lincoln (lideró la boleta local del FdT en 2021); Marcelo Racciatti, en Lezama (el dirigente del FdT fue el primer intendente de la historia del distrito más novato de la provincia); Daniel Bolinaga, en Arrecifes; Ricardo Curetti, en Patagones; Mauro Poletti, en Ramallo (FdT) y el vecinalista Marcelo Skansi, en Carmen de Areco, entre otros.