03|12|2022

"Pesar" del Gobierno por la reina que reivindicó la ocupación de Malvinas

08 de septiembre de 2022

08 de septiembre de 2022

La Casa Rosada y la Cancillería "acompañaron" al Reino Unido. Los antecedentes de la monarca con la guerra y los territorios usurpados.

A través de las cuentas de Twitter de la Cancillería y de la Casa Rosada, el gobierno argentino expresó su "pesar” por la muerte de la Reina Isabel II del Reino Unido, quien reivindicó la ocupación ilegal de las Islas Malvinas hasta el último día, y manifestó su acompañamiento “al pueblo y al Gobierno británicos" en "este momento de dolor”.  

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

“Isabel Alejandra María Windsor (1926-2022), Reina del Reino Unido bajo el nombre de Isabel II desde 1952. El Gobierno de la República Argentina expresa su pesar por su fallecimiento y acompaña al pueblo británico y a su familia en este momento de dolor”, publicó el Ministerio de Relaciones Exteriores a través de su cuenta de Twitter luego de que la familia real confirmara que la monarca falleció este jueves, a sus 96 años.

 

Minutos después, por la misma vía, la Casa Rosada manifestó: “El Gobierno argentino saluda y acompaña al pueblo y Gobierno británico ante el fallecimiento de su jefa de Estado, la reina Isabel II”.

 

El gobierno argentino buscó apegarse al protocolo diplomático, pero expresó “pesar” por la muerte de una monarca que apoyó el accionar bélico de Gran Bretaña en 1982 y “acompañó” al gobierno de la nueva primera ministra inglesa, Liz Truss, quien rechaza las negociaciones de paz para alcanzar acuerdos y una solución pacífica al conflicto por las islas del Atlántico sur y es, además, otra defensora de la guerra que condujo la entonces primera ministra Margaret Tatcher.

 

En 1983, durante un viaje que hizo a los Estados Unidos, la reina británica defendió el “principio de autodeterminación” de la población insular para pertenecer a Gran Bretaña y agregó: “Como nación, en Gran Bretaña fuimos llamados a defender ese mismo principio de autodeterminación en las islas Malvinas”.

 

Según los registros periodísticos de la época, la monarca siguió diariamente las acciones que emprendió Thatcher, con especial atención por dos motivos: la importancia estratégica, militar y económica de las Islas Malvinas para Londres y la participación del príncipe Andrés, su tercer hijo, en las operacoones militares.

 

Durante el conflicto armado, el príncipe fue parte de la tropa que integró el personal del portaviones HMS Invincible (conocido como El Invencible) y llegó a combatir como piloto de helicóptero. Fotos de la época que lograron retratar a las tropas argentinas mostraron que algunos soldados escribían en los misiles, antes de utilizarlos, "saludos al principito". 

 

El apoyo de la reina a la ocupación ilegal no fue una postura transitoria durante la guerra, sino una constante de su política. En mayo, en el marco de la conmemoración por los 70 años de su reinado, Isabel II le otorgó el estatus de ciudad a ocho pueblos diferentes, entre ellos Puerto Argentino, donde se ubica el principal puerto de las Islas Malvinas.

 

Por su parte, el Centro de excombatientes de las Islas Malvinas de La Plata (CECIM) criticó el "tratamiento edulcorado de la figura" de la Reina por parte de "los sistemas dominantes de la cultura estratégica" que "contrasta con los rostros de las Madres de los Soldados muertos bajo el fuego enemigo". "Encarnó el sufrimiento de los pueblos sojuzgados bajo el dominio colonial y económico durante todo su reinado, un sistema arcaico como lo es la monarquía británica", agregó a través de un comunicado oficial, donde denunció que Londres "continúa con la ocupación neocolonial militar" del territorio argentino".