11|11|2022

La superagenda de Massa, entre lluvia de dólares y reclamos locales

09 de septiembre de 2022

09 de septiembre de 2022

El ministro aceleró negociaciones para la llegada de petrodivisas, pero en el país hay reproches por la continuidad del megacepo para los insumos fabriles.

El ministro de Economía, Sergio Massa, concluyó su semana en Estados Unidos con una lluvia de dólares, anuncios y expectativas que chocarán con dos realidades que pusieron alarma en tierras argentinas: una inflación que se espiralizará hasta el límite del 100%, según el mercado; y la continuidad de las restricciones para la importación de insumos y bienes de capital para sostener la producción local. Queda para la semana próxima la cumbre con la directora gerenta del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, en la que conseguirá el guiño final al cumplimiento de las metas acordadas en el marco del programa de facilidades extendidas de la deuda externa.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

El superministro desarrolló una intensa agenda de reuniones con el club de los petroleros, donde escuchó los reclamos de las empresas más grandes del mundo para invertir en Vaca Muerta. Allí se analizó el marco regulatorio: las multinacionales piden la eliminación de las restricciones para el acceso a los dólares y la libre circulación de los dividendos. Si bien no ponen pautas de pago de retenciones, quieren certezas de que no habrá nuevas imposiciones. Esas condiciones de libertad de mercado podrían ser garantizadas por Massa a través de regulaciones impuestas de manera directa por el Gobierno, sin necesidad de pasar por el Congreso, y así evitar cuestionamientos oficialistas y opositores.

 

En Houston, el titular del Palacio de Hacienda estuvo cara a cara con directivos de las empresas Total, Chevron, BP, Bridas, PAE y ExxonMobil, entre otras. "Reunión con Bryan Pickett, Gerente General de No Convencionales para Argentina de @ExxonMobilAr y Daniel De Nigris, Gerente General ExxonMobil Exploration Argentina. Analizamos los avances e inversiones de la empresa en Vaca Muerta para el desarrollo nacional", señaló en la red social Twitter. Según la agencia Noticias Argentinas, Massa prometió "estabilidad jurídica y reglas claras" para desarrollar el potencial energético argentino, teniendo en cuenta el momento histórico de alta necesidad de estos insumos y prometió libre disponibilidad de divisas en el GNL e hidrocarburos y un proyecto de ley que le imprima consenso al programa.

 

De hecho, en el cierre del viernes, Massa, junto a la secretaria de Energía, Flavia Royón, y el presidente de YPF, Pablo González, se reunió con la Cámara de Servicios Petroleros (CEOPE), un agrupamiento integrado por 31 empresas que desarrollan todas las tareas de perforación, producción, explotación y mantenimiento que requieren las grandes compañías petroleras. "Durante la reunión se analizó la importancia de este grupo, que complementa la cadena de valor con el objetivo de incrementar la producción que el país necesita, transformándose en una oportunidad histórica que se presenta", señalaron fuentes oficiales. Del cónclave surgió una mesa de trabajo y, para eso, el presidente de Cámara de CEOPE, Tomás Hess, "decidió convocar a los ceos en Buenos Aires para seguir avanzando con los distintos sectores, los que se comenzarán a definir la próxima semana".

 

Las negociaciones con los organismos internacionales de crédito, donde pesó fuerte la figura del titular del INDEC, Marco Lavagna, lograron liberar e incluso sumar nuevos dólares para las reservas internacionales del Banco Central. El OK que recibirá Massa de parte del staff del FMI, que soltará otro desembolso, aliviará las tensiones que habían pronosticado una devaluación brusca del peso. A ese escenario se sumó la fuerte liquidación de divisas de parte del complejo sojero, que completó un combo que quitó del centro de la escena la escasez extrema de dólares en el BCRA.

 

Sin embargo, la crisis de los insumos importados para la producción, a partir de los impedimentos para acceder al Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), se mantuvieron en el centro de la escena. Este viernes hubo un cruce de informaciones y desmentidas que generó tensión en el sector privado. La Unión Industrial Argentina (UIA) y su filial bonaerense salieron a desmentir un presunto pedido para que el Gobierno aplique mayores restricciones a las personas que viajen al mundial de Qatar, en favor de liberar divisas para la producción manufacturera. "La información atribuida a la Unión Industrial Argentina sobre gestiones para impedir el acceso a divisas de los argentinos que viajen al mundial de Qatar no corresponde ni a manifestaciones institucionales ni a declaraciones de sus autoridades. La posición de la UIA frente a la administración de divisas para algunos sectores de la industria formó parte del encuentro con el secretario de Comercio, Matías Tombolini. Y únicamente se han referido a necesidades puntuales para importar insumos que hacen al desarrollo de la actividad productiva. Cada una de estas problemáticas están en vías de resolución", sostuvo el comunicado.

 

La tensión se multiplicó luego de que el BCRA confirmara la prórroga de la obligación de las empresas de financiarse a 180 días las importaciones. Las compañías tenían la promesa gubernamental de un relajamiento de las restricciones, pasado el tembladeral que dejó la importación de energía durante el verano. "Tenemos muchos anuncios, pero pocas realidades", se quejó el dueño de una firma que remite en la UIA. Las industrias temen que la actividad fabril quede corrida de la agenda prioritaria debido a que no tiene el poder de fuego de ingreso de divisas que genera el sector agropecuario o el petrolero, a través del gas.

 

A su retorno, según el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM), a Massa le espera una inflación de agosto del 6,6% y los pronósticos más pesimistas de las consultoras que participan de la encuesta realizada por el BCRA ponen en 99,4% el nivel de remarcación de precios en la comparación interanual para todo 2022.

 

La pauta de aceleración del IPC será una de las medidas que el Congreso analizará desde el jueves próximo, cuando el Palacio de Hacienda envíe el Presupuesto 2023 para su tratamiento legislativo.