20|1|2023

El radicalismo díscolo apura otra cita con Llaryora y lanza su liga transversal

20 de enero de 2023

20 de enero de 2023

Liderado por Prunotto, ya prepara un acto para mostrar la red de intendentes dispuesta a trabajar con el cordobesismo. La reunión que viene. En JxC, minimizan.

CÓRDOBA (Corresponsalía) La semana que viene, el intendente de la ciudad de Córdoba, Martín Llaryora, recibirá nuevamente en su despacho del Palacio 6 de Julio al grupo de intendentes radicales que podría cumplirle el sueño de una Hacemos por Córdoba (HpC) que incluya a miembros de la histórica oposición: la centenaria Unión Cívica Radical (UCR). El objetivo formal supone definir la presentación de los resultados de trabajo transversal del flamante Ente Metropolitano de Gestión, comandado por la boina blanca de Estación Juárez Celman, Myrian Prunotto. La meta política, en realidad, es seguir haciendo ruido en la oposición de Juntos por el Cambio (JxC), todavía aturdida por la falta de definiciones y el incipiente reacomodamiento del delfín peronista, luego de varias crisis políticas que tuvo que atravesar el hasta entonces impermeable gobernador Juan Schiaretti.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Lo vienen logrando. La semana pasada el radical Mario Negri fue sindicado como el principal responsable de bajar el mano a mano que pidió el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, con Prunotto. Los campañistas del presidenciable PRO cedieron al pataleo y tacharon con una Bic una grilla que había pasado todos los filtros posibles.

 

El diputado responsable de la UCR en la práctica –en los papeles es su alfil, Marcos Carasso- les recordó a los estrategas de Larreta que Prunotto, junto a Gustavo Benedetti (Arroyito) y Carlos Briner (Bell Ville), se habían reunido con Llaryora escasas horas antes de esa foto que iba a colocar en un lugar de privilegio nada más y nada menos que a la radical díscola y cabecilla de un espacio que no apoyará a Luis Juez; que objeta abiertamente al otro precandidato a gobernador, Rodrigo de Loredo; y que ya no tiene pruritos en decir que se siente “seducida” por el eslogan “Llaryora, gobernador”.

 

Como se observa, la afrenta directa del negrismo a Prunotto no detuvo los movimientos. Continuarán las reuniones con el candidato de HxC en el marco del Ente, mientras cocinan otro golpe de efecto.

 

El tridente de radicales fue objeto de duras crítica de sus correligionarios. Algunos les cantaron las 40, en el marco del 40º aniversario del fallecimiento del expresidente Artura Illia. Les otorgan gran atención, aunque los subestiman precisamente por ser solo tres. En otras palabras, pretenden relativizar su poder de daño si efectivamente quisieran salir de JxC y engordar las filas del peronismo.

 

Para dar respuesta a esas críticas, prometen presentar la liga antigrieta cordobesa a más tardar a mediados de febrero. Mantienen en reserva los nombres, pero aseguran que se logrará una foto con más de 20 autoridades municipales radicales que terminan su mandato este año, varias de ellos alcanzadas por la ley que impidió la re-reelección y que su partido (con excepción de otro amigo del peronismo, Orlando Arduh) no quiso cambiar. El marco se completará con los candidatos y las candidatas municipales, concejales y otros dirigentes partidarios de sus localidades.

 

“Somos más de tres los que pensamos igual”, disparan en el radicalismo disconforme.

 

Reacciones

El enojo del radicalismo quedó en evidencia con la fuerte jugada de Negri para bloquear la cumbre de Prunotto con Larreta, sin contar los mensajes permanentes que se hacen llegar en los mentideros de la política. En el Frente Cívico de Juez califican de exagerada la reacción del cacique radical y prefieren concentrarse en lo que ellos definen como “desinteligencias” del PJ.

 

Definidos por los juecistas como “radicales trans” -por “tránsfugas”, aclaran con su conocida picardía- entienden que pagar los servicios de Prunotto con la candidatura a la vicegobernación no está contemplado entre las opciones reales del oficialismo. Aducen un escaso nivel de conocimiento de la dirigente y sostienen, sin aportar pruebas, que es rechazada por las bases peronistas.

 

La otra opción es una banca en la Legislatura por el departamento Colón, el más populoso e importante en términos electorales. “¿Cree que el peronismo va a dejar afuera a una de las suyas para cubrir ese escaño central?”, se permiten dudar en el entorno del senador.

 

En la misma línea, subestiman a Benedetti al agitarle el reemplazo zonal con el exintendente de Arroyito, Mauricio Cravero. Sin embargo, no se meten con Briner, definido en las filas de la UCR como “el único radical que nos importa”.

 

Le reconocen piné político y admiten que Juez mantiene diálogo personal con el médico de Bell Ville para evitar su salida de JxC. En el fondo, tiene la convicción de que Briner no se permitirá el transfuguismo, pese a que también es uno de los radicales que no se cae de la boca de Llaryora en sus reuniones políticas.

 

“No dará el paso porque es un hombre de partido”, arriesgan con confianza.