22|1|2023

"El 99% del peronismo sabe que seré el continuador de la obra de Llaryora"

22 de enero de 2023

22 de enero de 2023

El viceintendente se siente el candidato natural del oficialismo en la capital cordobesa. "Quienes hablan de internas son los que no están en el poder", lanza.

CÓRDOBA (Corresponsalía) Para Daniel Passerini, el proceso que debe definir al próximo candidato a intendente del oficialismo en la capital provincial “se está dando con total naturalidad”. “Creo que a nadie le quedan dudas de que soy el continuador de la obra de Martín Llaryora”, dice con el convencimiento de quien encara con seguridad el próximo paso de su vida política. Sin titubear, asegura que “en el último tiempo eso se fue acentuando”. “Es casi una decisión tomada que se va a oficializar cuando se definan los cronogramas electorales, pero creo que ya está todo dicho”, dice a Letra P el viceintendente capitalino.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Desde hace tiempo, Passerini viene advirtiendo que los diferentes alineamientos provinciales juegan a su favor. Si bien hay elementos concretos que siempre supo que podrían torcer la balanza para su lado, como la imposibilidad de ser reelecto que patea el debate por la renovación del espacio hacia 2027, el hombre que ya gobernó la localidad de Cruz Alta entre 1995 y 2005 descansa en que la confianza de Llaryora termina siendo la clave su futuro. Habla de una “buena sintonía”, pero también destaca valores muy caros a la vida del peronismo como la lealtad partidaria y el respeto por las decisiones de quienes conducen la fuerza que comanda las riendas de la provincia desde hace 24 años.

 

Como ya lo había anticipado este medio, el tiempo de oficializar las candidaturas en Córdoba será febrero. “Más temprano que tarde”, dicen los operadores del llaryorismo, a quienes todos miran en la ciudad que el peronismo recuperó en 2019. “Es una convicción que las elecciones municipales van a ser el mismo día que las provinciales, por lo que una vez que sepamos cuándo se vota en la provincia, debería estar todo definido”, asegura el titular del Concejo Deliberante capitalino.

 

-¿Por qué cree que todo el proceso interno desemboca en Passerini 2023?

 

-Desde hace un tiempo, el 99% de la dirigencia de la provincia y la capital me viene preguntando cuándo largamos con la campaña. Eso pasa hasta con algunos de los otros precandidatos que ya empiezan a ver desde qué lugar se suman al equipo.

 

-¿No puede haber algún otro dirigente que pida discutir esa opción?

 

-Dependerá de quién lo haga, pero no creo que haya demasiado espacio para pedir internas o debates de ese tipo. Internas pedía Olga Riutort para luego ir por afuera del partido. Esos mensajes lo único que hacen es alejar que esa posibilidad exista. El peronismo hace 23 años que gobierna la provincia y todo se define desde la lógica y la inteligencia de quienes manejan el poder. Quienes hablan de internas son los que no están en el poder, como Juntos por el Cambio, que siempre está discutiendo la interna de la interna. Nosotros tenemos que gobernar y no tenemos que perder tiempo en esas cuestiones que van decantando naturalmente.

 

-En la provincia se habla todo el tiempo de ampliar Hacemos por Córdoba (HxC). ¿En la ciudad puede pasar lo mismo?

 

-La amplitud de HxC va a seguir creciendo en función de lo que fue pasando desde 2019 hasta ahora. Hay muchos sectores que no formaban parte de nuestra coalición en aquella elección y lentamente se fueron sumando a trabajar con nosotros. No hablo solo de partidos políticos, sino de organizaciones sociales y sectores de la sociedad civil que ya están haciendo público su apoyo a nuestro proyecto de gobierno y quieren ser parte de la continuidad del proceso. Eso está creciendo cada vez más y nos obliga a seguir trabajando para hacerlo cada vez más grande. Si hay algo que caracteriza a Córdoba es la diversidad.

 

-A nivel nacional y provincial pareciera que esa amplitud encuentra un límite muy marcado cuando aparece el kirchnerismo.

 

-No estoy participando de los debates nacionales, pero en la ciudad nos caracterizamos por tener muy buen diálogo con todos los sectores, incluso con la gente de la oposición. Me parece que el clima político de la ciudad ha cambiado para bien y, como lo demostramos en el Concejo Deliberante, tenemos una gran voluntad de consensuar. Hoy no estamos planteando la discusión para ir a buscar a tal o cual sector, el proceso de hoy da cuenta de que los espacios van confluyendo hacia HxC porque los resultados son muy buenos y porque se evidencia la voluntad de una construcción política amplia.

 

-¿Cómo se imagina la campaña?

 

-La mejor campaña, siendo oficialismo, es gobernar bien. Si recogemos correctamente las demandas de la población y concretamos lo que nos proponemos, la elección depende exclusivamente de nosotros. Si nos equivocamos y no escuchamos a la gente, le vamos a dar chances a la oposición. Estamos arrancando el cuarto año de nuestro primer período de gobierno en la ciudad y tenemos todavía mucho por hacer y por mostrarles a los vecinos de la ciudad para renovar la confianza. Cuando el gobernador y el intendente trabajan juntos, a la ciudad le va muy bien. Martín y yo conocemos esa experiencia y la vamos replicar de manera amplificada y mejorada a partir del 10 de diciembre. Eso es lo que queremos proponer a la sociedad.

 

-Las candidaturas de la oposición no están definidas. ¿Cambia algo quién sea la figura con la que tengan que competir?

 

-No. Lo importante es que cumplamos con los objetivos que la ciudad nos plantea. Nuestra coherencia va por ahí. Si nos sostenemos en esa línea, las contradicciones del otro lado quedarán en evidencia, porque todos los que están en ese espacio político tienen su parte de responsabilidad en lo que vino sufriendo la ciudad en los últimos 20 años.

 

-¿Inclusive Rodrigo de Loredo?

 

-De Loredo fue el candidato a intendente de Ramón Mestre y es parte de un espacio político que también comparte con Luis Juez y Germán Kammerath. Todos ellos son parte del proceso que abandonó y hundió a Córdoba durante los últimos 20 años. Nosotros lo estamos revirtiendo.