25|1|2023

La foto es el mensaje: el frente de frentes santafesino, "en carrera"

25 de enero de 2023

25 de enero de 2023

Los once partidos opositores que negocian una alianza electoral se mostraron juntos por primera vez. La rosca sin fin y lo que falta para poner el gancho.

ROSARIO (Corresponsalía Santa Fe) "Es la foto para avisar que estamos en carrera", dijo exultante a Letra P una de las figuras que participó este miércoles de la reunión cumbre de los 11 partidos opositores al gobierno de Omar Perotti que se realizó en esta ciudad. La excusa fue consensuar posturas en torno a dos temas críticos para la provincia: la crisis de seguridad y la sequía, pero el objetivo fue mostrar, por primera vez, una postal de unidad que advierta la inminencia del acuerdo electoral al que el mundillo de la política ha dado a llamar "frente de frentes".

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Después de la reunión, que se realizó por un par de horas en la sede rosarina del Partido Demócrata Progresista (PDP), los once sellos emitieron un comunicado que comienza con un pomposo “los partidos políticos que estamos construyendo la alternativa para el futuro de nuestra provincia”, y una concurrida foto con referentes de todas las tribus. En definitiva, el mensaje que querían dar. “Lo importante es que estábamos todos, había una representación importante”, valoraron.

 

Al encuentro concurrieron más de cincuenta representantes del archipiélago opositor: por el socialismo el diputado Enrique Estévez, los legisladores provinciales Lionella Cattalini y Joaquín Blanco, y el exministro de gobierno Rubén Galassi; por la UCR el diputado Mario Barletta y el diputado provincial Julián Galdeano, del sector de la senadora Carolina Losada; el senador provincial y presidente del Comité Provincial, Felipe Michlig y el exintendente de Santa Fe José Corral, aliados del diputado Maximiliano Pullaro, quien estuvo en el encuentro, pero no para la foto; el intendente de Rosario, Pablo Javkin, el presidente del Concejo santafesino, Leandro González, radical cercano al intendente capitalino Emilio Jatón, y por el PRO, el presidente del partido, Cristian Cunha, y el exdiputado Lucas Incicco, entre otras referencias.

 

“Quedó clara la voluntad y la decisión política de trabajar en conjunto por encima de las diferencias ideológicas que puedan haber”, le dijo uno de los presentes a este medio. Hasta ahí, las coincidencias por las que las fuentes consultadas tildaron de "un éxito" la reunión. “Quedan pendientes cuestiones más operativas: cómo va a ser la toma de decisiones, cómo vamos a canalizar las diferencias, cómo vamos a avanzar con los equipos técnicos”, detallaron. No es poca cosa.

 

Una de las cuestiones más peliagudas que se hablaron en el encuentro tiene que ver con el nombre de la futura alianza electoral. “Es un tema sensible”, confesó una fuente. El problema, según cuentan, es que los sectores de Juntos por el Cambio (JxC) quieren que haya un correlato entre lo que se haga en la provincia con lo que se haga en el orden nacional, dado que las elecciones provinciales van a ser muy cercanas a las nacionales y “las campañas se van a unificar”. El frente de frentes contendría a más partidos que JxC a nivel nacional. “Es uno de los primeros escollos que tenemos que sortear si queremos trabajar juntos”, reconocieron.

 

El cronograma electoral, o la falta de él, tampoco ayuda: “Hay un descontrol bastante grande con ese tema”, señalaron las fuentes. “Estamos entrando en febrero y no dieron a conocer el cronograma”, criticaron la conducta del gobierno provincial. “Pedimos una reunión, nos la dieron rápido, nos dijeron que iba a ser a fines de agosto o principios de septiembre, pero pasó más de un mes y el cronograma no está”, se quejaron. “Tampoco se sabe cuándo van a ser las vacaciones de invierno de los chicos, y no sabemos si primero van a fijar eso para después fijar el cronograma electoral o al revés”, sumaron al coro de reproches.

 

De cualquier manera, la reunión permitió a los once partidos mostrarse como un bloque sólido de oposición a los gobiernos nacional y provincial, blancos de las críticas por la crisis en seguridad y la sequía. “Son problemas aumentados por la cada vez más notoria ausencia de los gobiernos provincial y nacional”, dijeron. Para los miembros del acuerdo opositor, ni el gobernador Omar Perotti ni el presidente Alberto Fernandez “ofrecen respuestas a la ciudadanía”, y “las pocas acciones que llevan adelante las implementan con total improvisación, discrecionalidad y arbitrariedad en la distribución de los recursos”.

 

En cuanto a la seguridad, los diputados opositores que forman parte de la comisión bicameral de seguridad estuvieron presentes y explicaron de qué viene el nuevo pedido del gobernador Perotti de extender la emergencia en seguridad. En la oposición hay escepticismo porque “es una cuestión coyuntural, un parche para que vayan a comprar material, parche que ya pidieron el año pasado pero al final no lo compraron”, aunque aclararon que “tenemos la mejor predisposición pero queremos algo más integral”.

 

Esa postura se plasmó en el comunicado que emitieron luego, en el que los opositores propusieron “transformar una mera disposición administrativa en un programa de seguridad” para “retomar el gobierno de las calles y de las unidades penitenciarias, el control de las fuerzas de seguridad, la implementación de políticas territoriales y el fortalecimiento del sistema de persecución penal”. Además, exigieron que el gobierno rinda cuentas de “los recursos que tuvo disponibles y subejecutó por falta de rumbo y decisión”. “Ya no alcanza con un eslogan vacío”, se plantaron. 

 

Por otro lado, las políticas adoptadas por el gobierno provincial frente a la sequía también fueron blanco de críticas. El comunicado critica el abordaje con “desidia” de la crisis y propone “que se amplíen las partidas destinadas a paliar las consecuencias, rescatar y reactivar la producción”. En la reunión también se habló de la posibilidad de que el Ejército acompañe a los productores con equipos para perforaciones y cisternas y hubo lamentos entendiendo que “no se avanzó por cuestiones ideológicas”.