10|1|2023

Crece la rabia en el sur: quién es y qué piensa el candidato de Milei en Río Negro

30 de noviembre de 2022

30 de noviembre de 2022

Ariel Rivero, intendente de Campo Grande, deja la ortodoxia peronista para saltar al espacio libertario. El runrún en Juntos por el Cambio.

GENERAL ROCA (Corresponsalía Patagonia) Javier Milei acumula rabia y candidatos en el sur del país. Al empresario de medios Carlos Eguía en Neuquén, se le suma ahora un exponente de la política tradicional de Río Negro. Ariel Rivero, actual jefe comunal de Campo Grande, la intendencia limítrofe con el centro neurálgico de Vaca Muerta, es su flamante incorporación como candidato a gobernador. En las últimas horas, despejando la modorra de una campaña opacada por el Mundial de Qatar, anunció su pase al espacio libertario luego de una extensa carrera bajo el paraguas protector del Partido Justicialista (PJ) y la venia de Miguel Ángel Pichetto, otrora senador por esta provincia, un viejo exponente de la “casta” que tanto denuesta el economista liberal.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

“Tomé una definición, a veces tenemos que hacerlo”. El justificativo de Rivero, precursor del superávit fiscal en el distrito y “la defensa de la propiedad privada”, no contrasta con los principios que auspicia el líder de la Libertad Avanza, sobre todo por el pasado reciente. En contacto con Letra P, le dejó un mensaje a su padrino político: “Esto es una decisión individual, con Miguel nos une una relación de muchos años. Él no sabía, pero le avisé que me iba a este espacio. Es loable, después de estar tantos años a su lado”.

 

A través de Primero Río Negro, el partido que conformó para sumergirse en la discusión electoral, busca oxigenar a su padrino político, que año a año le brindaba recursos para competir dentro y fuera de su municipio. “Me di cuenta que Milei era el único distinto para gobernar y cambiar las cosas, porque no tiene miedo de tomar las medidas que Argentina necesita. No le miente a la gente, dice lo que realmente piensa y lo cumple”, celebró Rivero en las últimas horas.

 

“Era Milei o era más de lo mismo”, insiste del otro lado del teléfono. “¿De lo contrario, qué puede cambiar? ¿Cómo le fue a la gente con los que tienen experiencia en gobernanza?”, se pregunta y advierte: “Tampoco tuve experiencia en su momento, y cuando me tocó eliminar los gastos reservados de la Legislatura, no me tembló el pulso”. La cita del ahora candidato libertario rememora los días que presidió el Poder Legislativo, tras la muerte de Carlos Soria y el ascenso a la gobernación en 2012 de Alberto Weretilneck.

 

Además de presidente de la Legislatura, cargo al que llegó luego de la muerte del dirigente Carlos Peralta –quien había ocupado el lugar de Weretilneck en el corrimiento–, Rivero cumple un nuevo período como intendente, interrumpido tras un paso como legislador del bloque justicialista en los días que Martín Soria, entonces intendente de General Roca, conducía al PJ rionegrino.

 

“Nos vamos a preparar para competir. Tendremos representantes en cada lugar que vaya a elecciones el mismo día que la provincia. En el cuarto oscuro, habrá tres propuestas electorales. Nosotros presentamos el orden, el progreso, levantarse bien temprano para trabajar. Río Negro puede estar mejor, pero se hace con austeridad. Hay que apoyar al privado. Milei genera esperanza, una ilusión, un camino”, machaca.

 

Este anuncio fue recibido en Juntos por el Cambio (JxC) como una sorpresa. En el PRO entienden que es parte de la previa electoral, en la que “florecen las candidaturas” para limar a la oposición que auspicia al diputado amarillo Aníbal Tortoriello a la gobernación. Igualmente, conciben que ataca a una parte del electorado que espera una propuesta del liberalismo. Las fuentes cambiemistas consultadas recuerdan la extensa relación de Rivero con Juntos Somos Río Negro (JSRN), que enterró diferencias tras la elección de 2015 cuando Weretilneck barrió con Pichetto.

 

La incorporación del partido libertario nutre la oferta electoral. La convocatoria a las urnas está en condiciones de suceder entre marzo y octubre, luego de la modificación de la ley que logró el gobierno patagónico. Las especulaciones, desde entonces, son varias. Lo concreto es que desde la próxima semana, la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, está en condiciones de firmar el decreto para llamar a elecciones.