30|11|2022

Docentes de Río Negro van a las urnas en medio de la tensión con Carreras

28 de septiembre de 2022

28 de septiembre de 2022

El gremio UnTeR renueva sus autoridades en un año de conflicto salarial con el Ejecutivo. Las terminales políticas de las cuatro listas en competencia.

GENERAL ROCA (Corresponsalía Patagonia) La Unión de Trabajadores de la Educación de Río Negro (UnTeR) elegirá sus autoridades el próximo 4 de octubre en unos comicios que mantienen atento al gobierno de Arabela Carreras, debido a que la organización iniciará un proceso de recambio en un sindicato poderoso, que atravesó un año de permanente tensión con el Ejecutivo provincial. Tras varios días de huelga, contenidos en un nuevo reclamo de aumento que se revisará en unos días, el sindicato avanza hacia un proceso electoral con resultado incierto y en el que unas 17.600 personas afiliadas estarán en condiciones de elegir Consejo Directivo Central, Comisión Revisora de Cuentas, Consejo de Administración de la obra social estatal, Junta de Disciplina y Congresales a CTERA.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

La tensión de las protestas retumba en la dirigencia del gremio más populoso en la provincia y se expresará en las urnas en cuatro boletas. El oficialismo, con la lista Unidad Azul Arancibia, lleva como candidata a Silvana Inostroza, de Villa Regina. La lista del Frente de Unidad Docente (FUD) propone a Mónica San Martín, de El Bolsón. La nómina del Frente Antiburocrático lleva a Laura Ortíz López, de la Seccional Valle Medio; y la Celeste y Blanca propone a Jorge Molina, de San Carlos de Bariloche.

 

Las terminales políticas de cada candidatura son diferentes. El barilochense Molina tiene una dilatada trayectoria en el kirchnerismo local. En la representación docente y en la Central de los Trabajadores Argentinos (CTA), que reporta a Hugo Yasky, construyó una carrera en el plano sindical. Hasta supo manejar la UnTeR en otros procesos. La propuesta de Molina apunta al salario, la principal preocupación de la planta educativa en Río Negro. “Se aceptó una propuesta menor a la que se consensuó a nivel nacional”, advirtió sobre el último acuerdo paritario provincial.

 

En el oficialismo del gremio, Inostroza aspira a la continuidad. Actual secretaria adjunta de Sandra Schieroni, llega a la contienda con la fuerza de la mayoría de las seccionales. Su principal obstáculo es la crítica generalizada a la forma de encarar los reclamos salariales, que fueron empujados por la presión de las bases con influencia de la izquierda más dura.

 

La  principal propuesta de Inostroza es impulsar la baja de la edad jubilatoria, hoy en 55 años para las mujeres y 60 para los varones, y llevarla al nivel de otras provincias como La Pampa o Buenos Aires, donde se ubica en los 50 y 52 años, respectivamente. “Queremos avanzar sobre los derechos de los y las trabajadores de la educación, además de profundizar la democracia hacia dentro del mismo sindicato, como así también sobre los derechos de salud, tierra y estabilidad laboral para el sector”, dijo en la radio de la Universidad del Comahue (UNCo), Antena Libre.

 

La seccional de Bariloche, cercana al kirchnerismo.

El FUD, con San Martín a la cabeza, es otra expresión del disperso escenario electoral. Conformada por diversas agrupaciones (Fucsia, de Bariloche; Blanca, de Roca; Violeta, de Cipolletti, más representantes de Allen, Cinco Saltos, El Bolsón e independientes), busca dar la sorpresa. “Consideramos que podemos llevar adelante la conducción central con el proyecto de lo que realmente queremos y necesitamos”, dijo la dirigente andina. El respaldo por fuera de las fronteras del gremio es de Rodolfo Aguiar, actual número dos de ATE nacional y figura emergente en la política rionegrina con su partido Unidad Popular (UP), y de algunos sectores satélites del Frente de Todos (FdT).

 

El Frente Antiburocrático es la expresión más radicalizada de la izquierda provincial. El sustento orgánico lo da el Partido Obrero (PO), al igual que otros partidos que conformaron a nivel nacional el denominado Frente de Izquierda-Unidad, como el PTS. Las seccionales Valle Medio y Cipolletti aportaron candidaturas y avales para la boleta.

 

Cipolletti, un reducto de la izquierda.

Estas seccionales, sobre todo la cipoleña, se convirtieron en punta de lanza para las medidas de fuerza que pusieron en jaque la educación pública hasta hace unos días. Cuando el consejo directivo avanzaba hacia un acuerdo, fue esta sede la que pateó el tablero de la posibilidad de entendimiento y sirvió como efecto contagio para que otras delegaciones se pronunciaran en contra de la negociación paritaria. Mientras se desarrolla la elección local, las bases afines al FIT-U ultiman detalles para la contienda principal de octubre.