07|11|2022

Río Negro: el FdT se aferra a una lista propia y no quiere nada con Weretilneck

26 de septiembre de 2022

26 de septiembre de 2022

El Movimiento Evita, el Frente Grande y otras tribus se reunieron para avanzar rumbo a 2023. El PJ, disputado. Críticas al sector que coquetea con JSRN. 

GENERAL ROCA (Corresponsalía Patagonia) A pesar de la guerra judicial en el Partido Justicialista (PJ) de Río Negro, organizaciones y partidos que conformaron el Frente de Todos en la provincia se reunieron el último sábado en General Roca para avanzar en una propuesta electoral que compita por la gobernación el año próximo. La intendenta local, María Emilia Soria, el precandidato a gobernador Gustavo Casas y el presidente del Frente Grande, Julio Accavallo, fueron algunas de las figuras todistas que se congregaron en el encuentro para intentar cimentar una alternativa electoral que se desmarque de los cantos de sirena con que el oficialismo rionegrino quiere tentar a un sector de la coalición.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

La carrera electoral rionegrina sigue atravesada por la indefinición en el panperonismo. No se sabe cuál será la decisión orgánica del PJ, que tiene dos sectores enfrentados camino a las urnas. Uno de esos espacios, con base en Roca, se congregó el último fin de semana para bajar línea contra el senador y precandidato a la gobernación Alberto Weretilneck. Al igual que en los tiempos en que el hoy ministro de Justicia, Martín Soria, comandaba la tropa local, la coalición despotrica contra la administración provincial, que se mantiene en el podio de los estudios de opinión como la fuerza favorita para obtener un nuevo triunfo en 2023.

 

En esa realidad, Emilia Soria dio el discurso más crítico contra la conducción de su partido, que aspira a un acuerdo con JSRN. “Los justicialistas tenemos una batalla primero, que es la de recuperar el partido, que lamentablemente se convirtió en una cáscara vacía, un partido que lo dirigen desde algún despacho de Buenos Aires y eso a mí me enseñaron que es solamente un sello de goma”, se quejó la intendenta.

 

Otra de las que habló fue Magdalena Odarda, compañera de fórmula de Soria en la elección de 2019 y delegada de PArTe, el partido del presidente Alberto Fernández. Tras ser desafectada del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), volvió al pago chico con intenciones de recuperar el terreno perdido en la alianza. Tuvo algunas apariciones en medios nacionales tras un fallo judicial que obligó al Estado rionegrino a liberar el paso hasta el Lago Escondido, el reducto que el magnate inglés Joe Lewis se apropió. “El Frente de Todos está vivo y va a dar pelea en las elecciones de 2023”, se jactó.

 

Por su parte, Accavallo dio muestras de la interna que existe en su partido. Convencido de que el Frente Grande debe converger en la provincia con el kirchnerismo tal como ocurre a nivel nacional, colisiona con las aspiraciones de la intendenta de Cinco Saltos, Liliana Alvarado, la principal integrante de la organización que milita por el frente Nos Une Río Negro, la nueva alianza panperonista que digita el senador de La Cámpora, Martín Doñate, y promueve el acercamiento al oficialismo local. 

 

“Nos debíamos un encuentro cara a cara con la militancia del Frente de Todos para empezar a discutir el rumbo que queremos para nuestra provincia y qué rumbo queremos para nuestro espacio político”, dijo Accavallo, en contrapunto a la intendenta del Alto Valle.

 

La convocatoria, que surgió en el Movimiento Evita y la CCC/PTP, tuvo la presencia de agrupaciones que rechazan el rumbo tomado por el oficialismo del PJ, como Convocatoria 2023, el Partido Comunista, el Partido Solidario, La Leonardo Favio, y diversos sectores sociales, políticos y de la economía popular.